La sequia de goles y triunfos continuará para los Colorado Rapids, quienes han extendido su mala racha a 18 partidos.

La tarde del sábado, los Rapids cayeron en su propia casa ante el New England Revolution por marcador final de 2-0. El delantero colombo-estadounidense Juan Agudelo anotó el primer gol y el volante estadounidense Lee Nguyen selló la victoria de tiro penal, llevando a su equipo a su primer triunfo en la historia de la serie en Dick’s Sporting Goods Park y su primer triunfo en Colorado desde el 2002.

El partido arrancó despacio para ambos equipos que buscaban controlar el balón, pero ninguno fue exitoso en el ataque. La primera advertencia del equipo de casa fue a través de Jared Watts en el minuto 14. Tras un centro del argentino Juan Ramírez, Watts cabeceó hacia el arco, pero envió el balón por un costado del arco.

Justo y cuando los Rapids se encontraban en su mejor momento, los Revs se despertaron en el minuto 18 para abrir el marcador. Desde la banda derecha, Kelyn Rowe mandó un pase a Agudelo quien iba por el centro. El delantero recibió el pase y mandó el balón por arriba del arquero de los Rapids Clint Irwin para así anotar su primer gol de la temporada y el primero del partido.

En la parte complementaria, Colorado llegó con la determinación de anotar. Michael Harrington mandó un balón al área desde la banda derecha y el brasileño Marcelo Sarvas llegó al cabezazo, pero Shuttleworth pudo sacar el esférico a un tiro de esquina.

Un minuto después, Charlie Davies fue derrumbado por Watts dentro del área. El árbitro central Betis Fazarkos no dudó en marcar un penalti que Lee Nguyen anotó para el 2-0.

Colorado tendría una oportunidad de romper su sequia si no fuese por una jugada controversial que el árbitro central marcó en contra del equipo de casa. En una jugada de ataque dentro del área, un jugador de los Revs tocó el balón con la mano pero la jugada sigue a pesar de los reclamos de los Rapids. En la continuación de la jugada, Torres regresó de un fuera de lugar en búsqueda del balón, pero en vez de marcar penal a favor de los Rapids, el árbitro marcó fuera de lugar para Torres.

Por el resto de la segunda mitad, los Rapids hicieron lo que pudieran para anotar el gol del orgullo, pero ni el arquero Bobby Shuttleworth ni los postes del arco le permitieron, dándoles su primera derrota de la temporada.

www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *