Los pasajeros de un barco de avistamiento de ballenas se vieron obligados a pasar la noche en el mar después de que la embarcación se en enredó en una trampa de langostas a 13 millas fuera de Nahant. El buque regresó a las costas de Boston esta mañana, gracias a la asistencia de la Guardia Costera.

De acuerdo con funcionarios de la Guardia Costera, lo que se suponía que era un viaje de tres horas en un barco de Boston Harbor Cruises llamado Cetacea, para admirar las ballenas que nadan cerca del puerto de Boston, se convirtió en una pesadilla durante la noche, con 163 personas, incluyendo la tripulación, atrapados a bordo.

La Guardia Costera de Boston recibió la notificación a las 4:30 pm del lunes, de que el buque de pasajeros de 83 pies tenía una cuerda enredada en su hélice, lo que impedía que volviera al muelle. El barco estaba ya de regreso, después de que había zarpado a la 1pm de Long Wharf.

Incapaz de liberar al barco, la tripulación informó a los pasajeros que se verían obligados a pasar la noche en el mar. Los funcionarios de la Guardia Costera dijeron que llevaron personal médico para evaluar el estado de salud de los pasajeros y asistir a la tripulación.

Dos barcos de la Guardia Costera pasaron la noche en las inmediaciones por si acaso, según el informe sobre el incidente. No se reportaron heridos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.