COMPARTE

El Papa Francisco volvió a tener uno de sus clásicos gestos. Se comunicó telefónicamente con una mujer casada con un divorciado, de Argentina, para decirle que puede recibir el sacramento de la comunión, confirmó su esposo a través de las redes sociales.

El Pontífice respondió de este modo a una carta que le había enviado la mujer, en la que le contaba que un sacerdote se negó a dejarla participar de ese sacramento por su condición.

«Hoy me pasó una de las cosas más lindas después del nacimiento de mis hijas: tuve la llamada en mi casa nada más y nada menos que del Papa Francisco», escribió en su cuenta de la red social Facebook Julio Sabetta, esposo de la mujer.

Sabetta dijo que la mamá de un amigo la incentivó para escribirle. El hombre dijo que cuando Francisco se despidió pidió perdón «por no responder antes». «Sonó el teléfono. Se presentó como el padre Bergoglio, dijo que estaba conmovido por la situación y le pasé con mi mujer. Habló unos diez minutos. Le dijo que es un tema que está tocando en El Vaticano», precisó.

Fuente: TeleNoticias Argentina y Agencias

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *