Al salir de nuestros países dejando familiares y amigos lo hacemos con buenas razones: búsqueda de un mejor futuro, oportunidades y trabajos. Cuando llegamos a este país, nos encontramos con un mundo nuevo, lleno de culturas distintas, oportunidades y comunidades y de las cuales pasamos a ser parte, simple y sencillamente porque vivimos en ellas.

Muchos llegamos con diferentes metas, algunos queremos regresar a nuestros países y muchos otros deseamos quedarnos. Durante ese periodo de tiempo, en el que estamos trabajando en alcanzar esas metas, pasamos a ser parte de esta comunidad en la que vivimos, nos convertimos en vecinos, amigos de trabajo o escuela, compañeros de oraciones, compañeros de deportes y reuniones sociales; aprendemos un nuevo idioma, de vez en cuando comemos platos diferentes a los típicos de nuestros países, y ni se diga, hasta aprendemos a vivir con climas totalmente diferentes a los de nuestros países.

Pero hay algo que definitivamente no cambia y eso es nuestra ideología de que solo trabajando podremos llegar a donde queremos. Sabemos que trabajando podremos lograr lo que muchos deseamos y necesitamos: enviar dinero a nuestras familias, comprar una casa o una tienda, enviar los niños a la escuela, poner pan en nuestras mesas, entre otras aspiraciones. Esa es la razón principal por la que yo, mi familia y muchos de mis amigos apoyamos proyectos que sean buenos para la economía local y que traigan trabajos a nuestra comunidad. Uno de esos proyectos es el resort-casino en Revere y la razón principal por la cual creemos en este proyecto es por los trabajos. Muchas personas me dicen que el resort-casino podría traer crimen y mi respuesta es la siguiente: “el mejor amigo del crimen es el desempleo”. Otras personas dicen que destruirá familias y mi respuesta es: “una de las razones principales por las que se destruyen las familias es la falta de ingresos”. Y otros dicen que traerá adicción, una enfermedad que en este momento desafortunadamente ya está presente y sus causas son las mismas: el desempleo y desesperación al no tener ingresos.

Se que se han escuchado cosas muy negativas de casinos en otras ciudades, pero estos efectos fueron causados en los años 70’s y 80’s cuando los casinos no tenían regulaciones estatales y locales estrictas. En cambio, en los últimos años en los lugares en que se han abierto casinos, estos han ayudado al desarrollo de muchas comunidades, por ejemplo: Bensalem en Filadelfia, fue nombrada por CNN Money entre las 100 mejores ciudades para vivir en 2012; Bath en Maine, una de las mejores calles para visitar; Cincinnati en Ohio, una de las ciudades en crecimiento por Forbes; y en Tampa Bay, Florida, el crimen ha bajado y los negocios han mejorado. Lo que tienen en común estas cuatro ciudades es que en los últimos años han abierto casinos, generando empleos, impuestos y circulación de salarios fortaleciendo el consumo en tiendas locales. En Aqueduct, Nueva York se abrió “Resorts” en 2011 y los precios de las casas subieron de $324 mil a $363,500 (Fuente: Zillow.com y Trulia.com). Esas son las razones principales por las que apoyo este proyecto.

El día martes 25 de febrero se votará por el casino en Revere, y estas podrían ser las consecuencias si yo voto “SÍ” o “NO”.

Si voto “NO”:

1. El hipódromo en Suffolk Downs dejaría de funcionar y las 300 a 700 familias que trabajan ahí perderían sus trabajos.

2. Si el hipódromo deja de funcionar y se cierra no cabe la menor duda que algo más se construirá en ese terreno y estas son las opciones: se lo usará para desarrollo comercial y residencial mezclado, un proyecto de viviendas, un centro comercial, o una fabrica…no sabemos. Lo que sí es seguro es que algo se va a construir ahí. ¿Cuál es la diferencia entre esas opciones y el casino? Que los arreglos de las vías para mejorar el tráfico del casino se harán con dinero privado, pero si es cualquier otro proyecto el que se construya, ¿quién nos garantiza que esos arreglos no saldrán de nuestros bolsillos?

3. Votando “NO” el casino se podría ir a Everett, llevándose los beneficios de trabajos, ingreso de impuestos y aun ocasionando tráfico en Revere.

Si voto “SÍ”:

1. Tendremos preferencia para aplicar a los 4,000 trabajos disponibles, que variarían desde la industria de hotelería a tecnología, mercadeo y muchas más. Recordemos también que las personas que trabajarían en el casino no tendrán permitido apostar o jugar en el mismo.

2. Los impuestos se quedarán en mi ciudad ayudando a aliviar los impuestos de propiedad y mejorar el sistema del acueducto.

3. Los Departamentos de Policía y Bomberos recibirán $4 millones de dólares anuales para mejorar la seguridad pública.

4. Se creará un nuevo centro para jóvenes y se mejorará el estadio.

5. Si voto “SÍ”, al momento de obtener la licencia para operar se firmará un acuerdo de intención para crear una escuela nueva pública.

6. El presupuesto para las escuelas subirá $1 millón de dólares anuales, cuales ayudaran para contratar más profesores.

7. Votando “SÍ” $10 millones de dólares se invertirán en transacciones con tiendas y proveedores locales.

8. Muchos de los jóvenes locales que se están graduando con deudas estudiantiles tendrán la oportunidad de tener más opciones de trabajo especialmente en el área de tecnología.

9. Si voto “SÍ”, mi municipio recibirá entre $25 y $30 millones que ayudarían a contratar más trabajadores públicos.

Ahora, si pongo todas estas razones en una balanza y las comparamos creo que pesan mucho más las razones para votar “SÍ”, especialmente la de los trabajos. Todos sabemos que cuando nuestras familias están trabajando, estamos creando comunidades más fuertes y sanas y esa es la razón principal por la cual estamos en este país.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *