Quantcast
0

AstraZeneca retomó pruebas clínicas de vacuna contra el COVID-19

La suspensión de los experimentos se debió a un posible efecto secundario
PANDEMIA. La vacuna es probada en Gran Bretaña, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica. | Foto: Efe.

PANDEMIA. La vacuna es probada en Gran Bretaña, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica. | Foto: Efe.

En Reino Unido, la empresa farmacéutica AstraZeneca reanudó los ensayos clínicos del prototipo de vacuna contra el COVID-19, uno de los más avanzados hasta ahora, luego de una breve pausa en las pruebas.

La información fue obtenida de la base de datos médicos EudraCT de la Unión Europea, según reseñó Reuters, al cambiar el estatus como “suspensión temporal” por “reanudado”.

El sábado, la compañía comunicó que recibió autorización de los reguladores sanitarios para reanudar los ensayos. La suspensión había ocurrido por un posible efecto secundario en un voluntario, informó AstraZeneca el martes 8 de septiembre.

AstraZeneca no precisó cuál fue el posible efecto secundario registrado, solo se conoció que es una "enfermedad potencialmente inexplicable".

Trascendió que este tipo de pausas son normales, mientras los científicos investigan posibles efectos secundarios causados por las vacunas. La enfermedad registrada en el voluntario incluso podría ser una coincidencia con el experimento, acotó AstraZeneca.

La suspensión de pruebas también aplicó para los estudios en Estados Unidos y otros países. A finales de agosto AstraZeneca inició la búsqueda de 30 mil voluntarios en el país para probar la vacuna.

Al mismo tiempo, es probada la vacuna de la Universidad de Oxford en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica, en estos dos últimos países en menor escala. En Estados Unidos hay dos prototipos adicionales en fase de experimentación: una desarrollada por Moderna y la segunda por Pfizer en conjunto con BioNTech.

En Rusia, el Instituto de Virología Vectorial de Siberia realizó con éxito los ensayos de fase 2 de un segundo prototipo de vacuna contra el COVID-19, informó ayer la agencia de noticias Interfax.

La primera vacuna rusa comenzará a ser aplicada de forma masiva. El lunes 17 de agosto se conoció que la farmacéutica Binnopharm produjo 15 mil 500 dosis a escala industrial de la Spútnik V, para prevenir el COVID-19.