Quantcast
0

Los Lakers cumplen y se coronan en la NBA

Se impusieron en la definición al Heat de Miami
CELEBRACIÓN. El equipo festejó alrededor de LeBron James, Más Valioso de la instancia/EFE

CELEBRACIÓN. El equipo festejó alrededor de LeBron James, Más Valioso de la instancia/EFE

Los Lakers de Los Ángeles lograron su cometido. En seis compromisos, los californianos se coronaron en las finales de la temporada 2019-2020, un largo curso que se vio afectado por la pandemia del coronavirus, hecho que obligó a poner en pausa buena parte de la ronda regular.

Los laguneros se hicieron con su décimo séptimo trofeo de liga al superar en la última instancia a un sorpresivo Heat de Miami, rey de la Conferencia del Este y a juicio de muchos una franquicia que promete dar batalla el próximo año.

LeBron James sumó su cuarto anillo de liga y también su cuarto logro como Jugador Más Valioso en la definición del torneo, un cifra que solo supera el mítico Michael Jordan, seis veces MVP en las seis coronas que alcanzó con los Bulls de Chicago en la década de 1990.

Uno para todos

Cuando James arribó a California la pasada campaña, mucho se habló sobre su desempeño en una franquicia plagada de talento joven; sin embargo, el fracaso de la 2018-2019 terminó con un cambio que llevó a Anthony Davis a Los Ángeles en detrimento de la base nóbel de la organización, a excepción de Kyle Kuzma.

Los movimientos no terminaron ahí. Veteranos de la talla de Rajon Rondo, Markieff Morris y Dwight Howard se sumaron a los Lakers, añadiendo sapiencia a un cuadro que tenía entre ceja y ceja igualar a los Celtics de Boston como la franquicia con más trofeos de campeón.

Bajo la conducción de Frank Vogel, el elenco californiano dominó la duela con una dinámica que mezcló velocidad para las transiciones y buen apoyo defensivo. Bajo el poderío de James y Davis, asaltar la pintura de los laguneros no fue tarea sencilla, por lo que sus rivales debían apuntar al tiro a media y larga distancia como opción para contrarrestar el cerrojo bajo el aro.

En los playoffs, no hubo contrincante que alterara el ritmo de juego del conjunto de Los Ángeles, que dejó en el camino a equipos como los Trail Blazers de Portland, Rockets de Houston y Nuggets de Denver antes de jugar la fase por el título

La grata sorpresa

En Miami, pocos eran optimistas ante el presente de la organización. El pasado reciente estuvo caracterizado por marcas negativas; no obstante, eso también les permitió quedarse con puestos privilegiados en el draft universitario. Por esa vía llegaron piezas que respondieron de buenas a primeras y que prometen ser el rostro del combinado de Florida en caso de que la gerencia no las use como monedas de cambio.

Pero el movimiento que marcó el antes y después, aquel que le devolvió la gloria al Heat, fue la contratación de Jimmy Butler, un tipo conocido por su férrea defensa, pero que en esta reciente edición de la liga demostró ser alguien que puede liderar a un equipo a su manera.

Butler no es el jugador convencional de ahora. No tiene entre su abanico de opciones el tiro a larga distancia, pero es un guía nato, un elemento con madera para levantar el ánimo de un grupo con solo una jugada.

Bajo su mando, el Heat dio el golpe en la mesa al despachar en cinco encuentros a los Bucks de Milwaukee, líderes del Este y favoritos para estar en las finales. En la siguiente ronda, se deshicieron de los Celtics en una llave que promete buenos duelos el próximo curso.

Además del escolta, jugadores como Duncan Robinson, Bam Adebayo y Tyler Herro mostraron su arsenal. En el banquillo, el coach Eric Spoelstra volvió a ser parte de la discusión como uno de los dirigentes con mejores ideas en la liga. Con una base de piezas interesantes y algo de dinero a su favor, lucen como un cuadro a seguir en el mercado de agentes libres para fortalecer su plantilla.

Premios

El griego Giannis Antetokounmpo se alzó por segunda zafra al hilo con el premio a Jugador Más Valioso de la ronda regular, reconocimiento al que sumó el premio a Jugador Defensivo del Año, situación que lo puso a la par de leyendas como Jordan y Hakeem Olajuwon como los únicos que han recibido ambas distinciones en un mismo curso.

Ja Morant, de los Grizzlies de Memphis, resultó electo Novato del Año, una lucha que no vio mayor rivalidad con el joven sensación Zion Williamson, de los Pelicans de Nueva Orleans.

Nick Nurse, de los Raptors de Toronto, fue Entrenador del Año, mientras que Montrezl Harrell, de los Clippers de Los Ángeles, fue galardonado con el reconocimiento a Mejor Sexto Hombre.

La ronda de los galardones más destacados cerró con Brandon Ingram, de Nueva Orleans, como el Jugador de Mayor Progreso.