Quantcast
0

Anticuerpos de COVID-19 proporcionan inmunidad según dos nuevos estudios

La investigación dirigida por el Beth Israel Deaconess Medical Center aseguró que los resultados en pruebas con monos fueron bastante positivos
SALUD. La vacuna que busca desarrollar Barouch utiliza “un virus del resfriado común para entregar un antígeno de coronavirus en las células para estimular el sistema inmunológico”

SALUD. La vacuna que busca desarrollar Barouch utiliza “un virus del resfriado común para entregar un antígeno de coronavirus en las células para estimular el sistema inmunológico” - Pexels

A medida que pasan los días, mayor es el interés que tiene los científicos en determinar si los anticuerpos de COVID-19 hacen inmune a las personas que ya lo padecieron, de ser así, algunos investigadores estarían bastante cerca de crear una vacuna que desencadene una respuesta inmunológica similar.

Un equipo de investigación, dirigido por un especialista en vacunas del Beth Israel Deaconess Medical Center publicó recientemente en la revista Science dos estudios de monos de laboratorio, que sugieren que los anticuerpos del virus proporcionan protección, “ya sea que se desencadenen por una infección o través de una vacuna”.

Te puede interesar: Terapias y vacuna contra COVID-19, ¿cuánto falta?

El Dr. Dan Barouch, quien es jefe del Centro de Virología e Investigación de Vacunas de Beth Israel y autor principal de los estudios, explicó que aún se deben hacer más estudios para determinar “si los hallazgos en estas dos investigaciones se aplican a los humanos”.

Para el especialista estos resultados previos dan esperanza a los científicos, “dado que los humanos y los macacos rhesus comparten el 93 por ciento de la composición genética”.

"Tenemos que ser cuidadosos al hacer predicciones para los humanos", dijo Barouch, quien también está afiliado al Instituto Ragon del Hospital General de Massachusetts, MIT y la Universidad de Harvard. "Pero puedo decir que estos datos aumentan nuestro optimismo de que la inmunidad natural y la inmunidad inducida por vacunas se puede lograr en los humanos”.

Según reseñó el Globe, ninguno de los dos estudios determinó si la respuesta de la inmunidad es permanente o se pierde con el tiempo.

El laboratorio de Barouch es otro de los laboratorios que se encuentra trabajando en la elaboración de una vacuna experimental contra el coronavirus. Un proyecto que lleva de la mano con Johnson & Johnson, que otorgó más de 1.000 millones de dólares de financiación. En la investigación también participa la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado, una agencia federal.

La vacuna desarrollada por Barouch utiliza “un virus del resfriado común para entregar un antígeno de coronavirus en las células para estimular el sistema inmunológico”. Se espera que inicie los ensayos clínicos en septiembre.

Uno de los estudios involucró a nueve monos adultos. En el proceso, los científicos infectaron sus narices y pulmones con el SARS CoV-2, el virus que causa el COVID-19, provocando que el virus se propagara rápidamente a sus vías respiratorias superiores e inferiores. Los nueve monos desarrollaron una neumonía viral, pero al paso de los 28 días se recuperaron.

Te puede interesar: MIT: Los resultados de la vacuna de la empresa Moderna son promisorios

Una semana después los investigadores expusieron nuevamente a los primates al virus y solo algunos mostraron pequeñas cantidades del virus en los pulmones, ninguno de los animales se enfermó, lo que demostró que sus sistemas inmunológicos los protegieron.

"Se ha sospechado durante mucho tiempo que habría una inmunidad protectora natural [después de la recuperación de COVID-19] porque la mayoría de los virus hacen eso, pero no siempre es así", dijo Barouch. "Nuestro equipo encontró estos datos muy convincentes".