Quantcast
0

El “Tiempo es Cerebro” cuando se habla de los infartos cerebrales

Una de cada cuatro personas en el mundo sufrirá un ictus

Foto: FreePik.

Un accidente cerebral es causado por un coágulo de sangre que bloquea la circulación, o por una hemorragia. Esto puede causar parálisis, problemas para hablar, ceguera e incluso la muerte. Una de cada cuatro personas en el mundo sufrirá un accidente cerebral—también llamado ictus, infarto cerebral, embolia, o accidente cerebrovascular (ACV)—en su vida. Siendo así uno de los problemas de salud más grandes de nuestra era.

Los latinos sufrimos de infartos cerebrales más que otros grupos étnicos en los Estados Unidos; sin embargo, menos de la mitad sabemos reconocer los síntomas de un infarto cerebral por los que debemos llamar al 911 o presentarnos a un hospital de emergencia para recibir tratamiento.

Considerando estas estadísticas, es importante saber las señas comunes de un ataque cerebral. El Dr. Juan Carlos Martínez Gutiérrez, residente de neurología en el programa de Harvard BWH-MGH Neurology Residency Program enfatiza que “los síntomas de un accidente cerebral suceden al instante; una forma de recordarlos es con el acrónimo CABLE (Cara, Brazo, Lenguaje, Emergencia). Cara se refiere a tener la cara caída de un lado. Brazo quiere decir debilidad en un brazo. Lenguaje tiene que ver con hablar sin hacer sentido o arrastrado como si estuviera uno tomado. Emergencia es saber que cualquiera de estos síntomas es razón de llamar a 911 inmediatamente”.

Pero, según el doctor Martínez Gutiérrez, no es suficiente solo reconocer los síntomas, sino también actuar rápido: “Cada minuto que un paciente con un ataque cerebral está sin tratamiento, millones de sus neuronas se están muriendo, lo que causa daño permanente en el cerebro. Todas las personas, incluyendo pacientes, familiares, amigos y ciudadanos que sepan reconocer los síntomas de ataque cerebral deben activar los servicios de emergencia al instante”. Cada segundo ganado puede ayudar salvar la vida y prevenir incapacidad por un ataque cerebral.

En otras palabras, “el tiempo es cerebro”, dijo Lucy Fell, quien durante sus estudios en Tufts University fue interna de salud comunitaria en el departamento de Neurología en Massachusetts General Hospital. Lucy, supervisada por la Dra. Nicte Mejia, organizó sesiones educativas para que los estudiantes de preparatoria de varias escuelas en Boston pudieran reconocer los síntomas de un ataque cerebral, aprender sobre el cuidado de los pacientes con accidente cerebral, y conocer las distintas áreas clínicas que pudieran perseguir como carreras para ayudar a estos pacientes.

Te puede interesar: Los beneficios de vacunarse contra la influenza

“Si detecta los síntomas de ataque cerebral, llame al 911 inmediatamente. Procure recordar la hora exacta en que empezaron los síntomas ya que esta información va a ser importante para decidir los tratamientos a los que pudiera ser elegible el paciente. No permita que el paciente maneje, llame a una ambulancia o busque a alguien más que lo lleve al hospital inmediatamente. El “tiempo es cerebro” porque cada segundo cuenta: cuanto antes llegue al hospital, menores serán las secuelas de un ataque cerebral.”

Los tratamientos de emergencia para el ataque cerebral incluyen medicinas anticoagulantes e intervenciones quirúrgica. Según el doctor Martínez Gutiérrez, “La medicina trombolítica, llamada alteplasa o TPA por sus siglas en inglés (tissue plasminogen activator), se recibe por la vena dentro de las primeras 4:30 horas de un accidente cerebral. El tratamiento mas nuevo consiste en usar un catéter que se introduce al cuerpo con la meta de sacar coágulos del cerebro por un método llamado trombectomía. Este procedimiento ha revolucionado el tratamiento de las personas que sufren accidentes cerebrales ya que se ofrece hasta 24 horas después del inicio de los síntomas. Es importante saber que solo los pacientes con casos severos de embolia son candidatos a este procedimiento que hasta ahora suele ofrece en centros de alta especialidad como Massachusetts General Hospital”.

Sin embargo, es importante reconocer que cada una de estas opciones traen sus propios riesgos, como explica el Dr. Martínez Gutiérrez: “Debido a que el tratamiento trombolítico adelgaza la sangre, puede llegar a causar sangrados tanto en la cabeza como en otros órganos del cuerpo. Entre más cercano en tiempo al inicio de los síntomas se administre, menor será este riesgo y mayor su efecto terapéutico. Los riesgos del cateterismo o trombectomía son bajos comparados al posible beneficio en manos de expertos, pero puede causar sangrado en el área del accidente cerebral, lastimar las arterias durante el procedimiento, y producir otros infartos cerebrales”. Los riesgos y beneficios siempre serán explicados antes del tratamiento. Es importante recordar que todos los pacientes y sus familiares siempre tienen acceso a servicios gratuitos de interpretes médicos si por alguna razón sus médicos no hablan español.

Con un poco de entrenamiento y rapidez contactando al 911, usted puede salvarle la vida a quien sufra de un ataque cerebral. Para aprender más sobre los ataques cerebrales, puede encontrar información en Español en las páginas de Centers for Disease Control y la American Stroke Association