0

A prisión extorsionadores que cobraban $100 al mes a su víctima en El Salvador

Al momento de la detención los policías les encontraron el teléfono usado para el chantaje
Imagen de referencia de una celda en una cárcel

Imagen de referencia de una celda en una cárcel

Óscar Alejandro Cerón Molina, de 18 años, y Michael Antonio Portillo Durán, de 24, ambos acusados de cometer el delito de extorsión agravada, fueron enviados por el Juzgado 6° de Paz de San Salvador a prisión mientras el proceso judicial en su contra avanza a la siguiente fase.

Según la acusación fiscal, el 16 de septiembre la víctima interpuso la denuncia en la División Antiextorsión de la Subdelegación de Investigaciones de la Policía Nacional Civil, de San Salvador, diciendo que sujetos pertenecientes a maras o pandillas estaban exigiéndole dinero, en concepto de extorsión.

Además, la víctima manifestó que unos sujetos habían llegado a su negocio ubicado en San Salvador y habían dejado un número de celular, del cual un sujeto le pidió 100 dólares semanales; pero víctima le respondió que no podía con esa cantidad, por lo que el sujeto le exigió mil dólares.

De acuerdo al expediente, los imputados fueron capturados en una entrega controlada el pasado 19 de septiembre, a las 3:30 de la tarde. A Óscar Cerón le decomisaron dinero en efectivo, así como un celular con el número del cual se comunicaban con la víctima. Mientras, a Michael Portillo le decomisaron un celular y el vehículo marca Kia en el cual se transportaban al momento de recoger la renta.

Recogió extorsión con niño

Katya Nohemí Vásquez Álvarez, de 22 años, fue enviada a juicio por el Juzgado 7° de Instrucción de San Salvador, es acusada de cometer el delito de extorsión agravada.

De acuerdo a información proporcionada por la Fiscalía, el 10 de diciembre de 2018 alrededor de las 3:15 p.m., la víctima recibió una llamada telefónica en la cual un hombre le exigió 3,000 dólares a cambio de no atentar contra la vida de ella o la de su familia.

Además, durante la conversación el chantajista mencionó información personal de la víctima, de la familia y lugar de trabajo; también dijo ser parte de pandillas; finalmente le dijo que estarán a la espera de la llamada para quedar de acuerdo con la entrega del dinero.

Al día siguiente, la víctima denunció la extorsión, y posteriormente, como parte de un operativo de la Policía, fijan la entrega del dinero a las 11:00 a.m. del 13 de diciembre frente a la Universidad de El Salvador.

Llegado el día fijado, el extorsionador llamó de nuevo y dio las indicaciones de la entrega, les dijo que una mujer llegaría por el dinero, les describió la forma en la que ella iría vestida, con blusa floreada y licra negra, y que además estaría acompañada por un niño de cuatro años.

A la hora y día acordado llegó la mujer, identificada como fue dicho en la llamada telefónica, recibió el dinero en un sobre (que lo que contenía era un billete y papel periódico) y lo guardó en la cartera que portaba en su hombro, continuó su camino, pero se quedó parada un momento como esperando a alguien, en ese momento le hace parada a un carro al que le pregunta cuánto le cobra por llevarla, después se subió al vehículo y se dirigieron a la avenida Don Bosco; un equipo de la PNC le dio seguimiento e interceptaron el carro, tras realizar el registro preventivo encontraron el sobre entregado minutos antes por la víctima, por lo que en ese momento, los agentes procedieron a la captura de Vásquez Álvarez.

Con información de El Salvador