0

Seis por ciento de los niños en MA viven en comunidades en alta pobreza

Que un niño viva en un vecindario donde el 30 por ciento o más de la población viva en la pobreza, es uno de los mayores riesgos para el desarrollo infantil
Foto: PxHere

Foto: PxHere

Utilizando datos recientes de la Oficina del Censo de EE. UU. y de la Fundación Annie E. Casey, el Massachusetts Budget and Policy Center realizó un estudio donde los resultados arrojaron que más de 1 de cada 16 niños viven en pobreza concentrada en la Commonwealth.

La investigación tenía como objetivo averiguar sobre cómo la pobreza concentrada ha afectado a los niños en todo el estado a pesar de un largo período de expansión económica nacional.

En Massachusetts, vivir en vecindarios de alta pobreza afecta al seis por ciento de todos los niños, y estos vecindarios se encuentran principalmente en las Ciudades Gateway y la Ciudad de Boston.

Hay barrios en Boston, Worcester, Springfield, Lowell y Holyoke, donde más de la mitad de las familias viven con ingresos por debajo del umbral de pobreza.

"Crecer en comunidades de alta pobreza tiene impactos a largo plazo en nuestros hijos", dijo Marie-Frances Rivera, Presidenta de MassBudget. "Todos los niños y las familias merecen educación de calidad, vivienda y acceso a oportunidades. Invertir en soluciones que ayuden a properar a los niños en pobreza creará el cambio necesario para todos en la Comunidad para crecer".

Desarrollarse en una comunidad de pobreza concentrada, es decir, un vecindario donde el 30 por ciento o más de la población viva en la pobreza, es uno de los mayores riesgos para el desarrollo infantil, y más de 8.5 millones de niños vivan en estos entornos, siendo casi el 12 por ciento de todos los niños en los Estados Unidos.

Los niños en vecindarios en alta pobreza tienden a carecer de acceso a alimentos saludables y atención médica de calidad y a menudo se enfrentan a una mayor exposición a los peligros ambientales, como la mala calidad del aire y toxinas como el plomo.

Las dificultades financieras también pueden causar estrés crónico relacionado con diabetes, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. Y cuando estos niños crecen, tienen más probabilidades de tener ingresos más bajos que los infantes que han crecido con mejores oportunidades.

El Massachusetts Budget and Policy Center cree en que se debe permitir que los niños aprendan y crezcan sin importar dónde vivan o su estatus socioeconómico. El centro propone algunas políticas a nivel comunitario y estatal que consideran pueden tener un impacto significativo en la vida de los niños en familias con dificultades incluyen:

-Arreglar el sistema tributario estatal y local "al revés" para que aquellos que se han beneficiado más de nuestro crecimiento económico paguen su parte justa e inviertan en el bien público para garantizar un futuro brillante para nuestros hijos;

-Brindar financiamiento educativo equitativo para que las oportunidades estén disponible para los jóvenes de todas las comunidades y orígenes para darles la oportunidad de tener éxito;

-Asegurarnos de que todos los vecinos y miembros de la familia tengan las mismas oportunidades de prosperar independientemente de su estatus migratorio;

-Invertir en los sistemas de transporte público, carreteras y puentes para permitir que todos tengan acceso a oportunidades económicas y empleos; y

-Garantizar que todos los trabajadores puedan ganar salarios dignos para ayudar a mantener un hogar, a sus familias y recibir dignidad y respeto de sus empleadores.