Quantcast
0

El desafío de Trump aumenta la capacidad del Congreso para controlar al presidente

La decisión de Trump de no cooperar con los comités de la Cámara de Representantes ha dejado al Congreso luchando por imponerse
POLÍTICA. Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump

POLÍTICA. Presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump

El desafío del presidente Trump a los intentos del Congreso de investigar a su administración ha puesto una nueva presión sobre la capacidad del poder legislativo, para servir como un control constitucional sobre un presidente que ve pocos límites a su poder ejecutivo.

Desde que asumió el cargo, Trump ha tratado sistemáticamente al Congreso más como un subordinado que como un igual, a menudo con la ayuda de la aprobación tácita de los congresistas republicanos que han mostrado poco interés en confrontar al presidente.

Pero las tensiones entre Trump y el Capitolio se han intensificado en los últimos días, ya que la Casa Blanca se niega a cumplir con las citaciones de los demócratas de la Cámara de Representantes, recientemente empoderados y deseosos de llevar a cabo una supervisión agresiva de su administración.

La decisión de Trump de no cooperar con los comités de la Cámara de Representantes, junto con la renuencia de los republicanos que controlan el Senado a contradecirlo, ha dejado al Congreso luchando por imponerse como una rama del gobierno con un coeficiente de igualdad, dejando muy probablemente en manos de los tribunales la resolución de una serie de luchas de poder, que podrían definir la relación entre las ramas ejecutiva y legislativa en los años venideros.

Solo esta semana, la Casa Blanca y los altos funcionarios de la administración Trump se han resistido a las citaciones emitidas por los demócratas en al menos tres frentes, lo que limita la cantidad de supervisión que los demócratas pueden ejercer mientras ambos lados se preparan para un posible enfrentamiento prolongado.

Con información de The Washington Post