Gabriel García Márquez: Shakira tiene una sensualidad inocente

por | Abr 17, 2019

¿Gabriel García Márquez era fan de Shakira? Este es un detalle del escritor y ganador del Premio Nobel que quizás muchos desconozcan. Ahora, cinco años después de su muerte, recordamos uno de sus textos periodísticos que publicó en la edición de junio de 1999 de la revista Cambio y donde declara la admiración que siente por la famosa colombiana.

“La música de Shakira tiene una impronta personal que no se parece a la de nadie, y nadie la canta ni la baila como ella a ninguna edad con una sensualidad inocente que parece inventada por ella”, escribió Gabo en su texto.

Y es que la colombiana y el escritor se volvieron íntimos amigos, pareciera que estaban destinados a estar unidos por un vínculo tan fuerte de amistad y cariño. El texto publicado en la portada del suplemento Hombre de la revista Cambio fue titulado; Shakira por Gabo.

En el texto retrata la pasión que Shakira tiene por su trabajo y cómo forjó su destino para ser una figura de talla mundial.


“En una serie de cuarenta conciertos que hizo en Argentina no dio una mínima muestra de fatiga, pero en los últimos alguien la esperaba en entre bambalinas para llevarla cargada hasta la camioneta. En diversas ocasiones ha tenido taquicardias, inflamación del colon, o alergias de la piel. (…) Es difícil ser lo que Shakira es hoy en su carrera, no solo por su genio y su juicio, sino por el milagro de una madurez inconcebible a su edad. Cuesta trabajo entender semejante poder de creación compatible con sus trenzas negras de ayer, las rojas de hoy, las verdes de mañana”, decía el Nobel.

Además, a pesar de escribir un texto periodístico, no dejó de lado su estilo literario en su descripción sobre la famosa:

“¿De qué se extraña? Shakira parece haber olvidado demasiado pronto que ese vértigo indomable nació con ella, y quiera Dios que la acompañe hasta su más tierna vejez. (…) La precocidad descomunal de Shakira, su genio creativo, su voluntad de granito y una ciudad natal propensa a la invención artística solo podían ser los gérmenes de un tan raro destino. Sus primeros años parecen saltos de décadas”, escribió sobre la artista.

Márquez entrevistó a Shakira cuando ella tenía 22 años, ya era un figura mundial y para él, una joven demasiado madura para su edad. Además, en su texto profetizó que esos años, serían solo el inicio de una larga y exitosa carrera.


“Con su rostro de niña perfecta y su engañosa fragilidad, tuvo siempre la certeza absoluta de que iba a ser un personaje público de resonancia mundial. No sabía en qué arte o en qué parte, pero no tenía una sombra de duda, como si estuviera condenada al fatalismo de una profecía”.

Y agrega: “Es difícil ser lo que Shakira es hoy en su carrera, no solo por su genio y su juicio, sino por el milagro de una madurez inconcebible a su edad. Cuesta trabajo entender semejante poder de creación compatible con sus trenzas negras de ayer, las rojas de hoy, las verdes de mañana. El año próximo será suyo: está previsto que entrará en discos y en vivo en los vastos mercados de Europa, Estados Unidos, Asia y África, donde millones de fanáticos la esperan cantando sus canciones en numerosos idiomas. Tiene más premios, trofeos y diplomas que muchas veteranas grandes. Se ve que es como ella quiso ser: inteligente, insegura, recatada, golosa, evasiva, intensa”.

García Márquez murió en Ciudad de México a la edad de 87 años, el 17 de abril de 2014, un Jueves Santo, al igual que Úrsula Iguarán, la matrona de “Cien años de soledad“.

Gabriel García Márquez tuvo durante toda su vida una estrecha relación con Cartagena de Indias, ciudad en la que el escritor nacido en 1927 en Aracataca, en el departamento del Magdalena, estudió Derecho unos meses, trabajó como periodista del diario El Universal y construyó una casa en la que a lo largo de su vida alternó estancias con su residencia de Ciudad de México.

“De todos modos yo sabía que no iba a ser abogado en ninguna parte. Sólo quería ganar un poco más de tiempo para distraer a mis padres, y Cartagena podía ser una buena escala técnica para pensar. Lo que nunca se me hubiera ocurrido es que aquel cálculo razonable iba a conducirme a resolver con el corazón en la mano que era allí donde quería seguir mi vida”, escribió en su libro de memorias “Vivir para contarla”.

Por eso sus cenizas reposan en el Claustro de La Merced, que hace parte de la Universidad de Cartagena, la misma en la que intentó completar su carrera de abogado pero pudo más su pasión por los oficios de escritor y periodista.

Fuente: El Salvador


MÁS LEÍDAS

¿Tu empleador puede exigirte la vacuna?

En Estados Unidos, el proceso de vacunación contra el COVID-19 ha avanzado con rapidez. Si bien casi el 24% de la población está completamente vacunada, según el más reciente reporte de los CDC, también existen personas que tienen sus dudas acerca de las vacunas y han...

Foodtrucks en Boston: guía para comer al aire libre

Con la llegada del buen tiempo, a muchos les provoca salir a espacios públicos a comer. En estos casos, los foodtrucks son excelentes opciones. Los hay de todo tipo, desde los que ofrecen comida mexicana, colombiana o americana hasta aquellos que venden wafels,...

Qué hacer durante la primavera en Boston

El clima de la primavera invita a hacer planes fuera de casa, aprovechar el buen tiempo y disfrutar de la naturaleza. Las plantas florecen y todo alrededor se llena de color. Aprovecha este época para disfrutar junto a familia y amigos, pasear por la ciudad y...