0

Los Medias Rojas quieren celebrar el banderín en el Yankee Stadium

Todo forma parte de esta campaña de ensueño que tiene a los dirigidos por el puertorriqueño Alex Cora en la espera del inicio de los playoffs

Los Medias Rojas viajaron a Nueva York con un objetivo claro: celebrar en la casa de sus archirrivales, los Yanquis, la conquista de su tercer banderín divisional consecutivo.

Nathan Eovaldi, David Price y el zurdo venezolano Eduardo Rodríguez subirán al montículo del Yankee Stadium entre martes y jueves, con el incentivo adicional de asegurarle a Boston un nuevo récord de victorias para la franquicia en una temporada.

Todo forma parte de esta campaña de ensueño que tiene a los dirigidos por el puertorriqueño Alex Cora en la espera del inicio de los playoffs.

“Hemos estado viendo la tabla de posiciones y mucha gente ha estado hablando de esto en el último mes y medio”, dijo Cora a la agencia The Associated Press, luego de la victoria dominical ante los Mets. “Ahora lo tenemos delante de nosotros. Si sucede este martes, será una noche muy divertida”.

Para llegar a la noche, sin embargo, hay que superar la tarde. Eovaldi está anunciado para medirse con J.A Happ a partir de la 1:05 pm de este martes, con los neoyorquinos atrás en la tabla de posiciones por 11 juegos y medio.

Una victoria en cualquiera de los tres duelos le dará de inmediato a los Medias Rojas el banderín en el Este de la Liga Americana.

Los del Bronx llegan en baja a este lance, con seis derrotas en sus últimas 10 salidas, pero con el estímulo de estar a punto de contar nuevamente con el slugger Aaron Judge, el Novato de Año en la zafra pasada, y el relevista cubano Aroldis Chapman, uno de los brazos más respetados en la MLB. Ambos se encuentran en la lista de incapacitados, pero vieron acción en encuentros simulados este lunes, reportó ESPN.

Con una foja global de 103-47, el mejor balance del beisbol, los patirrojos están a solamente dos lauros de alcanzar la marca de la franquicia, que es de 105, impuesta en 1912.

Si Boston barre en Nueva York, habrá alzado su primer título de la justa y lo harán con un nuevo registro máximo de 106 éxitos. Mejor todavía, si todo eso ocurre, habrá sucedido en el Yankee Stadium, la casa de su principal perseguidor y su más acérrimo rival. Pero por ahora solo basta una victoria para festejar el triunfo en la división.