Quantcast
0

Cómo Ayanna Pressley logró triunfar

La estrategia multicultural fue clave en la victoria electoral de Pressley, para llegar a votantes nuevos y diversos en un distrito donde las minorías son la mayoría
Ayanna Pressley en su oficina de campaña con la edición del 31 de agosto de El Planeta  ||  Foto: Carlos Solís

Ayanna Pressley en su oficina de campaña con la edición del 31 de agosto de El Planeta || Foto: Carlos Solís

Ayanna Pressley se convirtió en la primera mujer afroamericana elegida para representar a Massachusetts en el Congreso de EE.UU. Su victoria en las primarias del pasado 4 de septiembre ha marcado un hito en la historia política de nuestro estado porque, entre otras cosas, fue capaz de destronar a Mike Capuano, un congresista con 20 años en su cargo, que había sido reelegido 10 veces y jamás había enfrentado a alguien que significara una amenaza real. Capuano estaba fuertemente apoyado por el establishment demócrata.

Pero más increíble aún es pensar que Pressley ganó con casi la mitad del presupuesto que tenía su oponente, y se negó a aceptar dinero corporativo de PAC (Comités de acción política). De acuerdo con el Center for Responsive Politics, su campaña recaudó $890,000 y la de Capuano $1,7 millones.

Con estas limitaciones económicas, la campaña de Pressley no corrió anuncios televisivos convencionales y se centró en la participación de comunidades diversas a través de publicaciones en medios digitales e impresos como El Planeta y en el único canal de TV propiedad de empresarios hispanos de Boston: WCEA TV, Cuenca Vision.

“El uso intensivo de medios multiculturales y la interacción comunitaria ayudó a Ayanna Pressley a llegar a votantes nuevos y diversos en su histórica victoria de 18 puntos sobre el congresista titular Michael Capuano en el 7° Distrito Congresional de Massachusetts”, dijo Josiane Martínez, fundadora y directora de Archipelago Strategies Group (ASG), la empresa que se desempeñó como consultora de medios multiculturales y participación comunitaria en la campaña política de Pressley.

Por el contrario, Mike Capuano gastó una buena porción de dinero en televisión y cable, tratando de acercarse a sus simpatizantes con mensajes que destacan su registro de votación progresista en el Congreso.

“La estrategia de Capuano se orientó claramente hacia votantes blancos de mayor edad que tradicionalmente han constituido el grupo de electores más confiable y participativo en elecciones anteriores”, opinó Martínez. “Esta estrategia falló en reconocer dos hechos: Primero, que la demografía del distrito ha cambiado, y segundo, que la forma en que las personas obtienen información también ha evolucionado”.

Archipelago Strategies Group (ASG) publicó un informe sobre la estrategia que ayudó a impulsar a Pressley a la victoria en las primarias del martes, y reveló que incluyó la publicación de más de 100 entrevistas e historias en medios de comunicación comunitarios y urbanos, un anuncio en español de 30 segundos difundido en Telemundo, Univision y WCEA TV Cuenca Vision, un video de 60 segundos promovido a través de Facebook, cuñas radiales dirigidas a hispanohablantes y a nativos de Haití, anuncios en periódicos chinos, latinos y afroamericanos, y cinco eventos comunitarios, entre ellos uno contra la violencia armada en asociación con padres de víctima del tiroteo de la escuela de Parkland, Florida junto a estudiantes que presionan para que modifiquen las leyes de uso de armamento en Estados Unidos, y el diario en español de mayor circulación de Boston: El Planeta.

"Interrumpimos el modelo de campaña tradicional para involucrar a los votantes nuevos y diversos en este distrito de minoría mayoritaria", dijo Josiane Martínez. "Felicito a Ayanna Pressley y su campaña por comprender la importancia de involucrar a diversos residentes y no tener miedo de invertir en una estrategia completamente multicultural”.

El triunfo de Ayanna desmonta muchos prejuicios acerca de quién puede acceder al poder y cómo puede lograrlo, y es un indicio claro de las exigencias de una base de electores demócratas que están pidiendo una postura política más estridente o progresista en la era de Trump.

“Su victoria brindó una esperanza y una visión inspiradora a las mujeres en todo el distrito: que las puertas del poder ya no están cerradas”, dijo Martínez.