0

¿Cómo terminará la batalla de los Dreamers? Aquí hay cuatro escenarios

En este punto, las deportaciones masivas parecen más probables que un acuerdo en el Congreso para proteger a los soñadores.
Jocelin Reyes, de 19 años, dijo que estar protegida de la deportación redujo sus temores y ansiedades. Pero ahora, la estudiante de la Universidad de California-Santa Bárbara aseguró que “su miedo se ha triplicado”.

Jocelin Reyes, de 19 años, dijo que estar protegida de la deportación redujo sus temores y ansiedades. Pero ahora, la estudiante de la Universidad de California-Santa Bárbara aseguró que “su miedo se ha triplicado”.

La fecha límite para proteger a cientos de miles de jóvenes inmigrantes indocumentados está a menos de dos semanas y cada vez es menos probable que Washington actúe a tiempo para protegerlos.

Entonces, ¿dónde deja eso a los 700.000 "soñadores" que se estima podrían enfrentar la deportación tan pronto como el 5 de marzo?

Hay algunas posibilidades, y no todas son buenas para los soñadores. Estos son los escenarios más probables, en orden de menor a mayor probabilidad:


4. El Congreso llega a un acuerdo a tiempo para proteger a los soñadores de la deportación

Cualquier impulso que el Congreso haya tenido, chocó contra una pared la semana pasada después de que cuatro propuestas de inmigración separadas vinculadas a la protección de los soñadores no logró avanzar en el Senado.

Aunque proteger a los soñadores es algo que la mayoría de Washington quiere, es muy difícil encontrar consenso en los detalles. Tomen los proyectos de ley que el Senado debatió la semana pasada y cada una de estas espinosas preguntas que intentaron responder:

-¿Cuántos soñadores deberían ser legalizados?

-Los demócratas se han conformado en gran medida con financiar algunos de los muros fronterizos propuestos por Trump a cambio de proteger a los soñadores. ¿Pero cuánto? ¿Y será la financiación para la próxima década, o de inmediato? ¿Se puede usar ese dinero para construir un muro, o podría ser una valla y otros proyectos de construcción?

--A los demócratas y algunos republicanos de la corriente principal tampoco les gusta la idea de frenar la inmigración legal, como el programa de lotería de visas de diversidad y poner fin de la mayoría de las visas patrocinadas por la familia.

En cualquiera de esas preguntas, el Congreso no puede encontrar una respuesta que gane una mayoría en el Senado más moderado, y mucho menos entre los republicanos más conservadores de la Cámara. E incluso si el Congreso pudiera llegar a un acuerdo, no hay garantía de que el presidente Trump lo firme.

Eso podría explicar por qué, después de los votos de la semana pasada, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, un republicano de Kentucky, supuestamente cree que el Senado debería seguir adelante y dejar pasar el tema migratorio.

En resumen, una solución legislativa parece que no sucederá pronto.

3. El Congreso no llega a un acuerdo a tiempo, y Trump extiende el plazo

Trump es quien estableció el plazo del 5 de marzo en septiembre después de que anunciara que terminaría el programa de la era Obama para proteger a los soñadores de la deportación. Técnicamente, podría simplemente reiniciarlo.

Excepto que el plazo es realmente más político que legal. Un juez federal de California ordenó a la administración Trump que siga renovando las protecciones de soñadores después de la fecha límite del 5 de marzo, y la administración Trump está obligado a eso. Un juez federal de Nueva York también bloqueó temporalmente las medidas de la administración para poner fin a las protecciones de los soñadores.

Pero incluso si la fecha límite del 5 de marzo fuera fija y definitiva, la Casa Blanca ha dicho que no la van a extender. El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John F. Kelly, dijo a los periodistas que no cree que el presidente vaya a retrasar el plazo por algunas razones:

-No está seguro de que el presidente pueda hacerlo, legalmente.

-El Congreso funciona mejor cuando tiene una fecha límite, real o no. "Lo que los hace actuar es la presión", dijo Kelly.

2. El Congreso no llega a un acuerdo a tiempo, y los soñadores son deportados en masa

Después de que pase la fecha límite, la pelota está en la cancha de la Casa Blanca. Trump puede decidir deportar a estos soñadores o extender el plazo.

Hasta el momento, parece que no está considerando extender la fecha límite. Lo que deja ... bueno, Trump ha insinuado que los soñadores no deberían esperar más protecciones después de que el Congreso no pudo encontrar un trato.

"Esta será nuestra última oportunidad", tuiteó Trump la semana pasada cuando el Senado estaba votando.

Aún así, deportar soñadores en masa sería prácticamente irrazonable y políticamente arriesgado. Traídos al país como niños, con fluidez en inglés y posiblemente tan estadounidense como alguien con ciudadanía, los soñadores son un grupo con el que es fácil sentir simpatía. Una encuesta de enero de Quinnipiac University encontró que incluso el 49 por ciento de los republicanos apoya la legalización de los soñadores.

Y una encuesta de Quinnipiac de febrero descubrió que la mayoría de los estadounidenses culparía a los republicanos si los soñadores son deportados.

Eso podría ayudar a explicar lo que Alex Nowrasteh, un analista de políticas de inmigración con el libertario Instituto Cato, está viendo: las ciudades y los condados no están cooperando con los agentes federales para hacer redadas contra los inmigrantes indocumentados casi tanto poco lo fueron durante la administración Obama. Legalmente, Trump no puede tomar medidas enérgicas contra las ciudades santuario sólo con el movimiento de su pluma (y un proyecto de ley para ayudarlo a hacer eso falló en el Senado, aunque la Cámara sí aprobó uno).

1. El Congreso no llega a un acuerdo, y los soñadores simplemente se desvanecen en las sombras

Esta es la opción más probable porque es la que ya está sucediendo. Nowrasteh dijo que unos 100 soñadores al día están perdiendo su estatus, y algunos están siendo deportados cuando los funcionarios federales realizan redadas, como los pocos que han hecho en California y en las tiendas 7/11 en todo el país.

En ausencia de un acuerdo que los proteja, y sin una fecha límite, este lento y constante desvanecimiento de soñadores de regreso a las sombras, o de regreso a un hogar que nunca conocieron, probablemente seguirá sucediendo. Y dado que no es tan dramático ya que los soñadores no pierden sus protecciones todos a la vez, es posible que no haya tanta presión pública para que el Congreso actúe para protegerlos.

"Continuará siendo la lenta quemadura que ya es, donde los soñadores que entran en contacto con las fuerzas del orden público serán deportados", dijo. "Simplemente se desvanecen en las sombras".

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)