0

El servicio eléctrico de Puerto Rico cancela un contrato controversial con la firma de Montana para la reparación de la red eléctrica

Los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (PREPA por sus signas en íngles) arreglan líneas eléctricas en Santurce, Puerto Rico, el 19 de octubre de 2017.

Los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (PREPA por sus signas en íngles) arreglan líneas eléctricas en Santurce, Puerto Rico, el 19 de octubre de 2017.

La compañía eléctrica de Puerto Rico canceló el domingo un contrato controversial de 300 millones de dólares que había firmado con una pequeña empresa basada en Montana, y a la que se le dio la tarea central de reparar la red eléctrica del territorio devastada por el huracán.

El cambio vino después de que el Gobernador Ricardo Rosselló dijera que el contrato era una distracción y debería ser cancelado luego de que la industria del poder eléctrico, el Congreso y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias levantaron dudas acerca de si la compañía, Whitefish Energy, estaba correctamente equipada para responder los daños del huracán.

Treinta y nueve días después de que el Huracán María pegara en el territorio - y solo dos días después de la audiencia del Comité del Senado para Asuntos Territoriales y Gubernamentales - Rosselló dijo que pediría asistencia de Florida y Nueva York bajo acuerdos de mutua ayuda que los servicios públicos tradicionalmente activan para ayudar a otros estados durante emergencias. Alrededor del 80 por ciento de las personas viviendo en el territorio de la isla aún no tiene electricidad.

"Como resultado de la información que ha sido revelada y por la necesidad de proteger los intereses del público, como gobernador estoy pidiendo a las autoridades eléctricas cancelar de inmediato el contrato con Whitefish", dijo Rosselló el domingo en la mañana, en una rueda de prensa realizada en la mansión del gobernador, La Fortaleza. No citó nueva información en particular mas allá de lo que ha estado circulando en la presa.

Ricardo Ramos, director ejecutivo de la Autoridad del Poder Eléctrico de Puerto Rico (PREPA, por sus siglas en inglés) dijo que Whitefish sería pagado para completar un trabajo andando en una línea de transmisión. Defendió a su agencia y al acuerdo, citando las necesidades de emergencia de Puerto Rico.

"Lo mejor que puede pasar es su cancelación", dijo Ramos. "Pero las investigaciones van a continuar”.

En unos tuits del domingo en la mañana, Rosselló también llamó a medidas adicionales para un escrutinio mas cuidadoso de los contratos de la autoridad del poder eléctrico. Dijo que debería haber un "coordinador externo especial" para monitorear las compras de servicios y para que "podamos tener mayor claridad en el proceso".

Sin embargo, la declaración del programador añadió a la discusión acerca de la supervisión de los servicios y la mancomunidad, ambas en quiebra. Una junta de supervisión financiera que el Congreso creó para Puerto Rico está planeando pedir esta semana a una corte federal que la autoridad examine contratos desde los 10 millones de dólares. El juez federal está supervisando la reestructuración de los mas de 70 millones de dólares en deuda de Puerto Rico.

Justo la semana pasada, la junta supervisora dijo que usaría su autoridad existente para instalar su propio gerente de emergencia - llamado Director de Transformación - para prestar mayor atención a las operaciones diarias del servicio. El gobernador se está oponiendo al nombramiento y dice que nombrará a su propio administrador para las compras de PREPA.

Rosselló, quien como muchos puertorriqueños se ha quejado de que el gobierno federal juega un rol de colonia en el territorio, ha estado batallando la influencia de la junta de supervisión, creada bajo el Decreto de Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica de Puerto Rico.

Sin embargo, el Congreso ve el rol de la junta como algo crucial. “La rendición de cuentas transparente en PREPA es necesaria para una recuperación efectiva y sostenida en Puerto Rico”, dijo en un correo electrónico Parish Braden, portavoz del Comité de Recursos Naturales de la Casa de Representantes. Llamó a la cooperación entre el gobernador, la junta supervisora, el director de transformación y socios federales.

El gobernador no dijo cómo el servicio va a liberarse del contrato con Whitefish Energy.

Whitefish Energy, que tenía solo dos empleados el día que el Huracán María golpeó Puerto Rico, ahora tiene alrededor de 325 empleados trabajando en líneas de transmisión restringidas, quitando escombros y levantando postes caídos. Ha estado trabajando bajo un contrato con PREPA.

Whitefish, Montana, es hogar de Secretario del Interior Ryan Zinke, a pesar de que la compañía dijo que no ha tenido ninguno rol para asegurar el negocio. Uno de los hijos de Zinke trabajó en Energy durante el verano.

El director ejecutivo de la compañía, Andrew Techmanski, tiene amplia experiencia en negocios de transmisión eléctrica, pero la compañía se ha enfocado en su mayor parte a instalar una planta de producción de transformadores. También ha recibido pequeños subsidios del Departamento de Energía. Está respaldado por el fondo de inversiones HBC, una firma de capital privado cuyos miembros tienen un largo récord de apoyo financiero al partido Republicano.

Muchas personas en el negocio de los servicios han dicho que hubiese sido mejor que PREPA hubiese utilizado la red establecida de servicios que se ha formado como grupos de ayuda expresamente con el propósito de aliviar la emergencia.

Adicionalmente, muchos en la industria han sugerido que los costos de Whitefish Energy - hasta 462 dólares la hora - eran mucho mas altos que lo normal, incluso en emergencias como la que está enfrentando Puerto Rico. Las tazas del contrato incluyen costos, gastos administrativos y ganancias para Whitefish.

Las tazas que PREPA accedió a pagar a Whitefish por los supervisores fueron de hasta 900 mil dólares al año. La taza de 319.04 dólares la hora por un operador corresponde a 622 mil dólares al año.

Mientras las condiciones en Puerto Rico son difíciles y el trabajo de los operadores es complicado, hay compañías y agencias buscando hacer el trabajo por un monto substancialmente menor, de acuerdo a personas familiarizadas con los montos de cuatro compañías de tierra firme.

El cuerpo del Ejército está haciendo esencialmente el mismo trabajo que Witefish en Puerto Rico, y ha estado ofreciendo pagar hasta 195.04 dólares la hora por un operador calificado y 230.32 dólares la hora por un supervisor general, de acuerdo a un documento proveído a The Washington Post.

La taza promedio por una persona que ayudó a restaurar el poder eléctrico a residentes de Florida luego del Huracán Irma era de 165 dólares la hora - y eso incluye personal de alto costo en el noreste. Cinco firmas locales cobraron 116 dólares la hora, dijo una fuente familiarizada con las tazas.

El contrato de Whitefish Energy también tiene una cláusula que dice que las tazas pagadas y otros términos del acuerdo no pudieron ser revisados o auditados por FEMA, la mancomunidad, el contralor general o PREPA. El contrato también requiere que PREPA, antes de firmar, haya confirmado que FEMA ha revisado y aprobado el acuerdo para asegurar que el monto que se gastó "calificaría para financiamiento de FEMA".

FEMA dijo el viernes que no han aprobado el acuerdo de Whitefish Energy.

"Basado en una revisión inicial de PREPA, FEMA tiene preocupaciones significativas acerca de cómo PREPA ha procurado este contrato y no ha confirmado si los precios del contrato son razonables", dijo la agencia en una declaración.

En una conferencia de prensa el domingo, el director de PREPA dijo que supo acerca de esa cláusula del contrato a través de los medios.