0

Fiscalía abre línea de denuncias para reportar amenazas, ataques y violencia por prejuicios

En Mass. todo el que lo necesite puede llamar al 1-800-994-3228 para denunciar ataques basados en prejuicios. La Fiscalía tomará cartas en el asunto.
Cualquier residente de Massachusetts, sin importar su estatus migratorio puede llamar a la Línea de Denuncias de la Fiscal General al 1-800-994-3228

Cualquier residente de Massachusetts, sin importar su estatus migratorio puede llamar a la Línea de Denuncias de la Fiscal General al 1-800-994-3228

Después del día de las elecciones presidenciales han surgido reportes de acoso e intimidación de minorías raciales, étnicas y religiosas; mujeres, miembros de la comunidad LGBTQ e inmigrantes. En respuesta a estos reportes la Fiscal General de Massachusetts, Maura Healey anunció el lunes 14 de noviembre una nueva línea de denuncia (hotline) creada por su oficina para que los residentes de Massachusetts puedan reportar estos incidentes.

“En Massachusetts protegeremos los derechos del pueblo, luchando en contra de la discriminación y manteniendo a la población segura”, dijo la Fiscal General Healey. “Alrededor del país se reporta que después de las elecciones hay gente que ha sido seleccionada como el blanco de ataques y sujeta a comportamiento que pone en peligro la seguridad y los derechos civiles. Hoy yo estoy habilitando una línea de denuncia para que los residentes reporten cualquier amenaza, acoso o violencia motivada por prejuicios. Ese tipo de conducta no tiene lugar en Massachusetts”.

Si usted presencia o sufre amenazas, acoso o violencia por prejuicios por raza, género, identidad, estatus migratorio, etc, puede llamar a la Línea de Denuncias de la Fiscal General al 1-800-994-3228

Si usted presencia o sufre amenazas, acoso o violencia por prejuicios por raza, género, identidad, estatus migratorio, etc, puede llamar a la Línea de Denuncias de la Fiscal General al 1-800-994-3228

“Los Departamentos de Policía alrededor del Commonwealth están comprometidos a asegurar que los derechos constitucionales de las personas, incluyendo grupos de cualquier raza, etnia, religión y LGBTQ no sean violados por ninguna forma de acoso y/o intimidación. Ellos están listos para investigar cualquier acusación de ofensa y tomar los pasos apropiados de acuerdo a la ley”, dijo el Jefe de Policía Brian Kyes, presidente de Massachusetts Major City Chiefs.

La línea de denuncia será manejada por abogados y miembros del equipo de la Oficina de la Fiscal General. A pesar de que no todos los incidentes serán apropiados para tomar acción legal, la Oficina de la Fiscal estará dándole seguimiento a reportes y todos los asuntos que se consideren apropiados serán referidos a la fuerza policial local o el despacho de investigación criminal de la Fiscal General.

Cualquier residente de Massachusetts, sin importar su estatus migratorio, que haya presenciado o experimentado amenazas, acoso o violencia por prejuicios, puede llamar a la Línea de Denuncias de la Fiscal General al 1-800-994-3228. Si desea hacerlo online también puede llenar una queja de derechos civiles aquí: http://www.mass.gov/ago/consumer-resources/your-rights/civil-rights/civil-rights-complaint.html/. También puede contactar a la Fiscal General por Twitter o Facebook.

Potenciales crímenes de odio, incluyendo ataques a mano armada, asalto con daño a la integridad física y daño de propiedad se deben reportar a la policía local primero. Los residentes que teman por su seguridad deben llamar al 911.

La mayoría de los crímenes de odio son procesados por el Fiscal de Distrito local. Sin embargo en algunos casos quien comete la ofensa puede también ser procesado a nivel civil, de forma adicional a los cargos criminales o en lugar de los cargos criminales por la Oficina de la Fiscal General bajo el Acta de Derechos Civiles de Massachusetts (MCRA).

Por último, la Fiscal General de Massachusetts enfatiza que los inmigrantes deben acercarse a su oficina sin temer por su estatus migratorio. TODOS los inmigrantes pueden acudir a denunciar potenciales crímenes de odio, discriminación en vivienda o robo de salarios.