Quantcast
0

5 tips para escribir una buena "Cover Letter" en inglés

¿Buscando trabajo? Estate seguro de que tarde o temprano necesitarás escribir una (o más de una) Cover Letter. La cover letter es una carta formal que se envía junto al currículum y sirve de introducción a éste, así que es una toma de contacto y, por tanto, la mejor oportunidad para mostrarte como el candidato perfecto para el puesto. Este documento es el primer contacto que tienes con la persona de recursos humanos cuando estás luchando por un puesto de trabajo.

Solo cuentas con un breve momento para captar la atención del reclutador, y lograr que te otorguen una entrevista o te den el puesto. Pero recuerda: Una Cover Letter no es una copia “ligera” de tu CV. Se trata de resaltar tus aptitudes y tu motivación para formar parte de una empresa, y también es una manera de mostrar tu habilidad para informar y redactar.

¿Para qué una Cover Letter?

-Explicar el motivo por el que estás enviando el currículum (Si has conocido que existe una vacante y cómo lo has sabido o si quieres que te tengan en cuenta para futuras vacantes).

-Convencer al lector para que se interese por tu currículum.

-Destacar tus conocimientos y experiencia más relevantes para el puesto.

-Reflejar tu personalidad. Es una oportunidad de demostrar tus habilidades, escribiendo un breve ensayo sobre ti.

Dar respuesta a información requerida en la oferta.

A continuación te damos 5 tips que te pueden ayudar a la hora de escribir una buena Cover Letter:

1-Diles de manera específica por qué estás interesado en la empresa

Quienes toman las decisiones no quieren sentirse como si estuvieras empapelando el universo con la misma carta de presentación cliché. Quieren sentirse especiales. Y así, es necesario dejar claro que te acercas a esta organización por razones muy específicas. Y lo ideal, no por las mismas razones específicas que todo el mundo está dando, o por las mismas razones que utilizaste para aplicar a otra empresa.

2-Indica qué puedes lograr si te escogen

Necesitas examinar la descripción del trabajo y el uso de cualquier otra información que hayas reunido alrededor de la entrada de la oferta, determinar los requisitos y las prioridades para este trabajo, y hacerlo al instante de forma clara al que revisa tu solicitud dando a entender que eres capaz de cumplir con aquellos activos en esas cosas claves.

3-Cuenta una historia, una que no esté en el resumen inicial

¿Cuál es tu historia? ¿Qué te trae a esta empresa? ¿Solías cantar de corrido sus comerciales cuando eras un niño? ¿El producto ha marcado alguna diferencia considerable en tu vida? ¿A veces has estado parado en el parking y soñando con cómo te sentirías trabajando allí? Cuenta tu historia de manera coherente.

4-Dirige la carta a una persona real dentro de la empresa

Ningún empleado/a de tu futura compañía nueva se llama “To Whom It May Concern”, por lo que elimínalo. Tienes que encontrar a una persona real a la que puedas dirigir esta carta.

Esto parece tan difícil o abrumador, pero a menudo es más fácil de lo que piensas. Sólo deambula por LinkedIn y haz una búsqueda de las personas que usan el nombre de la empresa como término de búsqueda. Desplázate entre las personas que trabajan en esa empresa hasta que encuentres a alguien que parezca ser el director de recursos humanos. Si no puede encontrar al director, intenta localizar a un reclutador interno, al jefe de personal o, en las empresas más pequeñas, al jefe de recursos humanos. Dirige tu obra maestra a esa persona. Tu esfuerzo será observado y apreciado.

5-Se tú mismo

Y un último factor, fundamental cuando se trata de ofrecer una gran carta de presentación: Sé tú. La escritura honesta y genuina siempre vale mucho, mucho más que limitarte a cada regla que hayas leído o te hayan dado.