0

República Dominicana es país con más casos de chikungunya

De 61,864 casos del virus chikungunya que se reportan en 16 países, más de la mitad, 38 mil personas, corresponden a la República Dominicana, lo que obligó a las autoridades a reforzar los servicios de las unidades de atención primaria y a extender el horario de consultas hasta las 7:00 de la noche.

El presidente de República Dominicana planifica para el viernes una jornada nacional en la que cerca de 400 mil empleados públicos visitarán cada casa del país a fin de orientar a la población y destruir contenedores de agua que puedan convertirse en criaderos del mosquito aedes aegypti, que transmite el virus de la enfermedad.

La fiebre chikungunya no representa peligro de muerte pero provoca prolongadas fiebres, intensos dolores en las articulaciones, vómitos y erupciones en la piel y sus síntomas pueden durar hasta dos años.

Los síntomas son similares a los producidos por el dengue, que también es una enfermedad transmitida por zancudos.

La información fue ofrecida por el ministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo, y la representante en el país de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Lilian Renou Vernon. De su lado, la Dirección General de Epidemiología reporta 38 mil casos sospechosos de chikungunya. La provincia de San Cristóbal es la que más casos ha reportado, con un total de 24,368.

En la provincia de Santo Domingo se reportaron 5,151; en San Pedro de Macorís 2,797 casos y Hato Mayor 1,241. Otros 5,082 casos sospechosos de chikungunya han sido verificados en otras 17 provincias. El Ministerio de Salud Pública extendió hasta la 7:00 de la noche el horario de consultas de las Unidades de Atención Primaria (Unap) en todo el país, para ofrecer servicios a los usuarios afectados por el virus chikungunya. Hidalgo Núñez explicó que la mayoría de los casos sospechosos de la enfermedad pueden ser tratados en esos centros, dotados de los medicamentos necesarios para su tratamiento y que el personal médico ha sido aumentado para mayor capacidad resolutiva ante la epidemia.