Algunos trabajadores de Massachusetts dispuestos a perder su empleo para no vacunarse, según sindicatos

por | Oct 26, 2021

El gobernador Charlie Baker durante una conferencia de prensa en junio. (Jesse Costa / WBUR)

Por: Callum Borchers

Click here to read this article in English, by WBUR

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.


Cientos de trabajadores estatales buscan excepciones al mandato de vacunas COVID-19 impuesto por el gobernador Charlie Baker, según uno de los sindicatos más grandes de la Commonwealth.

La administración Baker informó que el 95.2% de los más de 40,000 trabajadores del estado cumplió con la orden antes de la fecha límite del domingo 17 de octubre.


Pero sindicatos han advertido que algunos trabajadores están dispuestos a renunciar o ser despedidos antes que cumplir con la vacunación, lo que podría llevar a una disminución en el personal de trabajo de algunas agencias.

Y algunos están criticando el proceso del estado respecto a la revisión de las solicitudes de exención, incluido al menos un sindicato que generalmente apoya el mandato de vacuna.

“No existe un proceso consistente y uniforme acerca de la revisión de las excenciones”, dijo Peter MacKinnon, presidente de SEIU Local 509, que representa a unos 8.500 trabajadores estatales y respaldó el mandato de vacunación de Baker. “Lo que escuchamos de manera anecdótica es que una agencia está aplicando un conjunto de criterios para las solicitudes de exención, mientras que otra agencia aplica otro tipo de criterios. No debería ser así”.

Tras cumplirse la fecha límite de vacunación del 17 de octubre, la administración Baker indicó que “en los próximos días, la administración trabajará con una pequeña cantidad de empleados, que no han cumplido con la vacunación e implementará distintas medidas si es necesario”.


Los trabajadores no vacunados que no sean exentos del mandato, se enfrentan a suspensiones no remuneradas y, en última instancia, podrían hasta perder su empleo. Y los trabajadores que renuncien o sean despedidos probablemente no podrán cobrar el seguro de desempleo, advirtió el estado.

MacKinnon, del Local 509 de SEIU, dijo que los funcionarios de la administración le informaron durante las negociaciones recientes que aproximadamente el 2% de los trabajadores han solicitado exenciones de vacunas. Un portavoz de Baker se negó a confirmar la cifra.

“La administración de Baker-Polito se siente alentada por la respuesta hasta la fecha de los empleados del departamento ejecutivo que completaron el proceso de verificación de vacunación antes de la fecha límite del 17 de octubre y continuará trabajando con los empleados para abordar preguntas y solicitudes de exenciones”, indicó el secretario de prensa Terry MacCormack.

El mandato de vacunas para los empleados de la Commonwealth es más estricto que los requisitos impuestos a muchos otros trabajadores del sector público en Massachusetts. Los empleados de la ciudad de Boston, por ejemplo, pueden optar por las pruebas COVID-19 semanales. Sin embargo, la ciudad informó que colocó a cientos de trabajadores de la ciudad no vacunados en licencia sin goce de sueldo porque aún no han aceptado someterse a las pruebas.

Los trabajadores estatales que buscaban exenciones de vacunas tenían que presentar sus solicitudes antes del 8 de octubre. El estado no ha especificado qué condiciones médicas o creencias religiosas califican, sino que ha encargado a varias docenas de especialistas en diversidad y discapacidad que lideren un “proceso interactivo” para determinar la elegibilidad de cada solicitante.

Las revisiones podrían incluir registros médicos y entrevistas con los médicos o líderes religiosos de los solicitantes, de acuerdo con los formularios de solicitud del estado.

“Hemos presionado en repetidas ocasiones los negociadores estatales para obtener información sobre las normas aplicadas al evaluar las solicitudes de exención por razones médicas y religiosas”, informaron los líderes locales de la Asociación Nacional de Empleados del Gobierno a sus miembros. “El estado no ha podido darnos ninguna orientación clara sobre los criterios utilizados”.

WBUR se puso en contacto con nueve encargados de revisar solicitudes; ninguno estuvo de acuerdo en describir el proceso.

Para los gobiernos y otras organizaciones, evaluar las solicitudes puede ser complicado y dar lugar a demandas.

Un juez federal desestimó recientemente una demanda contra el mandato de vacunas de la Massachusetts University, al fallar en contra de un estudiante católico que buscaba una exención religiosa. El Vaticano el año pasado indicó que es “moralmente aceptable” recibir las vacunas COVID-19.

Al menos dos sindicatos han acudido a los tribunales para impugnar la orden de la administración Baker. La Unión Federada de Oficiales Correccionales de Massachusetts está pidiendo a un tribunal federal que retrase el mandato. La Asociación de Policía del Estado de Massachusetts hizo la misma solicitud ante la corte estatal y perdió .

El apoyo a los mandatos de vacunas es alto en Massachusetts, según una encuesta reciente realizada por el Consorcio COVID-19 para comprender las preferencias de políticas públicas en todos los estados. El ochenta y uno por ciento de los adultos de Massachusetts dice que las vacunas deberían ser necesarias para las personas que abordan aviones, y tres cuartas partes respaldan un mandato universal.


MÁS LEÍDAS

15 actividades para celebrar la Navidad en Boston

Como es tradicional, la Navidad en Boston ofrece una gran cantidad y variedad de atractivos para disfrutar en familia o con amigos durante estas fechas especiales. Entre luces, teatro y pistas de hielo, hay muchos planes por hacer en la ciudad. A...

Concejo de Boston aprueba ampliar el servicio de bus gratuito

El Concejo Municipal de Boston, aprobó la solicitud de la alcaldesa Michelle Wu de destinar $8 millones en fondos federales para brindar servicio gratuito de transporte en las rutas de bus 23, 28 y 29 durante dos años. Este plan se implementaría en...