La música y la comedia se unen para el show del humorista argentino Andrés Ini

por | Mar 10, 2020

Andrés Ini es un comediante argentino que fusiona el humor y la música, en un dinámico y original espectáculo.

La carrera de Ini empezó en la televisión argentina luego se dedicó al canto y finalmente a la comedia. “Luego fusioné los dos y explotó la carrera”, dijo Ini. “Encontré algo que es bastante original y único”.

“Lo que más le gusta a la gente es que puedo hacer humor sin decir ningún tipo de groserías ni malas palabras y es para todo público. Puedes encontrar a personas de todas las edades, todos se ríen por igual y conectan por igual”.

Ini no usa la guitarra como un objeto de utilería para su show para hacer reír, sino que la incorpora al set para tocar canciones propias o de artistas latinos conocidos como Ricardo Montaner. “Canto canciones de amor, me río del amor, y juego mucho con las letras con las canciones y los monólogos”, dijo Ini.

“Me formé para el canto por lo que puedo cantar distintos géneros desde el bolero hasta la canción romántica melódica y el canto lírico u operístico”, dijo Ini, “es lo que hace el espectáculo lleno de matices y esa cosa que sorprende y le gusta a todo público”.

Sobre por qué fusionar sus talentos de la música y la comedia habiendo estudiado Comunicación Social en la universidad dijo que cada quien nace con ciertos dones.


“Lo más difícil en la vida es la búsqueda de quien uno es. Y para que nació uno. Siempre me gustó muchísimo cantar y escribir desde temprana edad”, dijo Ini.

Empezó su carrera cantando en bares con canciones de autoría propia con temática de amor. De casualidad, fui a ver un show de stand up y en ese momento se despertó algo en él.

“Sentí que tenía incorporado esa manera natural de hacer reír con cosas de la vida cotidiana y me agarró una especia de obsesión por escribir”, dijo Ini. Después de un año tuvo su primera oportunidad en un teatro en el cual presentó un monólogo y fue una gran sensación, se quedó en ese teatro por un año. Años después fusionó la música en su show.

“Recorro un abanico de cosas que nos pasan a todos, desde para qué estamos en la vida hasta relaciones de pareja, ir a un restaurante, terapia o tomarse vacaciones y aprovechar el desayuno del hotel”, dijo Ini. “Un sinfín de situaciones cotidianas que la gente se ve reflejada, también trato mucho la cuestión de la ansiedad, de la tecnología pero todo monólogo tiene como remate una canción”.

Ini ha recorrido varios países Latinoamericanos con su espectáculo, como Colombia, Argentina y México entre otros. La experiencia le brindo una perspectiva de unidad que recorre los países de habla hispana. “Me di cuenta que más allá de la diferencia que tenemos todas las personas por haber nacido en un contexto o en un lugar diferente nos unen las mismas pasiones y es más lo que tenemos en común”, dijo Ini.

“Me encanta conocer gente de diferentes lugares y culturas y entender que somos parecidos. El amor es el amor, que la ansiedad es la ansiedad, que los miedos son los miedos, que las relaciones de pareja son parecidas, que las relaciones madre e hijo son parecidas, que las abuelas son parecidas y que la música que escuchamos es parecida sobre toda la música latina”, dijo Ini “Me hace sentir muy cercano a todos”.


Al subirse a un escenario ya sea en su natal Argentina o en Costa Rica se siente como en casa. “Todo lo que soy, todo lo que escribo, todo lo que canto cobra vida y cada espectáculo es distinto por que la magia se genera junto al público y eso es lo que hace que un show sea único e irrepetible”, dijo Ini.

Para Ini esa magia es distinta dependiendo del público porque la energía es distinta ya que cada público tiene un código de cosas que lo hacen reír de manera distinta. Cada público es un nuevo reto que le pone nervioso como la primera vez que se subió al escenario. “Esos nervios significan que estoy vivo,” dijo Ini. “Me encanta subirme al escenario, sentir la adrenalina y poner todo de mi para que la gente se vaya muy feliz y contenta”.

El comediante argentino cree que todos cumplimos una función social con nuestras profesiones y la suya es hacer reír a las personas. “La gente me lo agradece y yo soy feliz con eso, la vida tiene momentos que tal vez no son muy buenos pero nos queremos quedar con los buenos”, dijo Ini. “Y los buenos tal vez son durante dos horas me olvidó de mis problemas, me mato de risa y después vuelvo a mi rutina con otra energía con ondas más positivas y mucha más recargado y eso lo considero como una función social que me gusta hacerla”.

Ini quiere que la vida lo siga sorprendiendo como lo ha hecho hasta ahora con una carrera que no tiene una guía específica porque nunca pensó estar en esta posición. “Mi deseo es poder llevar mi arte a otras ciudades y que más gente tenga la posibilidad de reír conmigo”, dijo Ini.


MÁS LEÍDAS