La abogada Dina Boluarte pronuncia un discurso durante la ceremonia de juramentación como nueva presidenta del Perú hoy, en la sede del Congreso en Lima (Perú) | Foto: EFE

La abogada Dina Boluarte se juramentó este miércoles como presidenta de Perú y llamó al diálogo para instalar un gobierno de unidad nacional. También solicitó a la Fiscalía investigar los hechos de corrupción que se han suscitado en la política de ese país durante los últimos años.

La anterior vicepresidenta asumió el cargo de Pedro Castillo, quien fue destituido “por permanente incapacidad moral” luego de buscar cerrar el Parlamento en un acto que fue visto como un golpe de Estado.

Boluarte juró y recibió la bandana presidencial en la sede del Congreso, donde escuchó el himno nacional y envió un mensaje al país: “Se ha producido un intento de golpe de Estado…. que no ha encontrado eco en las instituciones de la democracia y en la calle. Este Congreso de la República ha tomado una decisión y es mi deber actuar en consecuencia. Asumo el cargo de presidenta de la república siendo consciente de la enorme responsabilidad que me toca y mi primera invocación…. es convocar a la más amplia unidad de todas y todos los peruanos”.

La primera presidenta en Perú a sus 60 años, Boluarte se convirtió en la primera mujer en alcanzar la presidencia de Perú en más de 200 años de ser una nación independiente. Era vicepresidenta de Castillo desde que él asumió el mando en julio de 2021. Hasta hace casi dos semanas también dirigió el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.

Ella se mostró en contra del intento de Castillo de cerrar el Congreso. En sus redes sociales tildó la acción de ser una maniobra “que agrava la crisis política e institucional, que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”.

Boluarte, quien domina el quechua y el español al igual que el presidente recientemente destituido, trabajó como funcionaria del Registro Nacional de Identificación desde 2007 hasta 2021, sin embargo, no cuenta con apoyo de una bancada del Parlamento.

Su mandato debe cumplirse desde este momento hasta el 28 de julio de 2026.

El gobierno de España se pronunció para rechazar la acción cometida por Castillo por considerarla una ruptura del orden constitucional en Perú, sin embargo, se mostró a favor del ascenso de Boluarte a la presidencia.

El izquierdista Pedro Castillo fue destituido por 101 votos a favor, seis en contra y 10 abstenciones luego de que se disolviera el Legislativo e instalara un gobierno de emergencia.

Esta es la crisis política más grande que se ha generado en Perú en más de dos décadas.

El Tribunal Constitucional tildó la acción como un golpe de Estado, también lo hicieron la Corte Suprema y la Defensoría del Pueblo. Por su parte, las Fuerzas Armadas y policiales no apoyaron a Castillo.

Estados Unidos también reaccionó a través del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, quien mostró su rechazo categórico ante los periodistas a “cualquier acto que atente contra la democracia dentro del Perú”.

Fuente principal de la noticia: AP

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *