Tania del Río es candidata a concejal, Distrito 1, para el Municipio de Boston. Foto: Sala de Campaña.
Tania del Río es candidata a concejal, Distrito 1, para el Municipio de Boston. Foto: Sala de Campaña.

Tania del Río es la candidata oficial para el Ayuntamiento de Boston, Distrito 1. Es mexicana, tiene 36 años y de salir ganadora en las elecciones especiales del 3 de mayo, sería la primera latina e inmigrante elegida para representar a East Boston, Charlestown y North End, quien cubriría la vacante dejada por la demócrata Lydia Edwards, electa Senadora Estatal.

Su vida se desarrolló entre México y Los Estados Unidos por el trabajo que realizaba su papá en diferentes aerolíneas y multinacionales, es la mayor de cuatro hermanos, está casada con Andrés Perea, un químico colombiano, maestro de bachillerato y especialista en marketing digital; es madre de dos niños, Lael de 6 años y Ella, de 2 años y medio. “Crecimos mis hermanos y yo de una manera muy móvil entre Estados Unidos y la ciudad de México, pasamos nuestra infancia en diferentes ciudades”, recordó.

Como concejal abordará los desafíos más urgentes de Boston, basados en brindar excelentes servicios a su comunidad, garantizar el acceso equitativo a escuelas públicas de alta calidad, aumentar la oferta de viviendas que sean realmente asequibles para las familias, evitando, de esta forma, el desplazamiento; apoyar y trabajar por la justicia ambiental del distrito.

En el 2014 fue jefa del Departamento de Asuntos Políticos y Prensa en la Embajada de México en Colombia; en el 2016 dirigió el Departamento de Protección y Asuntos Comunitarios en el Consulado General de México en Boston. “Llegué a Massachusetts a estudiar un posgrado después de servir 5 años en el servicio exterior de México como diplomática apoyando a comunidades migrantes fuera de México”, comentó.

Desde el 2014 al 2016 estudió en Harvard, en la escuela John F. Kennedy School of Government, donde realizó una Maestría en Políticas Públicas e hizo una investigación sobre la disparidad de género dentro del servicio diplomático porque no había muchas mujeres en rangos más altos de la Diplomacia como embajadoras, consulesas y ministras. “Esta investigación recibió varios premios dentro de la universidad, pero lo mejor fue cuando la Cancillería de México empezó a implementar algunas de las recomendaciones que habíamos planteado como proporcionar un servicio de guardería a mujeres y a hombres porque los padres también tienen responsabilidad con los hijos”, indicó.

Tania Del Río trabajando con la comunidad. Foto: Sala de Campaña.

Recuerda que se vio obligada a renunciar a sus funciones diplomáticas porque en el gobierno de Donald Trump, se quería cambiar su residencia por una visa diplomática que brinda inmunidad, pero eso la dejaba fuera de una ciudadanía americana, razón por la cual dimitió y buscó nuevos horizontes. Con la ayuda de amigos y golpeando puertas fue como llegó a la oficina del alcalde Martin Walsh, como funcionaria del departamento de Alcance de la Diversidad, pero dos años después, en el 2020 fue nombrada Directora Ejecutiva de la Oficina del Alcalde para el Avance de la Mujer. “Fue un honor para mí esta nominación y poder ocuparme de las madres que trabajan en las guarderías que en su mayoría son migrantes de grupos étnicos y raciales minoritarios, en Boston el 90% son mujeres y si las apoyamos estás apoyando a todas las familias que dependemos de ellas para que cuiden a nuestros hijos y podamos trabajar”, expresó al afirmar que es un sistema que no funciona porque el servicio es extremadamente caro para las familias, pero esto no se traduce en buen pago para las trabajadoras, siendo un sector con una necesidad urgente de apoyo y subsidios por parte del gobierno, y fue justamente lo que hizo Del Río desde la Alcaldía, a través de un programa por el cual el gobierno otorga ayudas económicas a las trabajadoras para mantener abiertas las guarderías y que sea un negocio sostenible.

Tania del Río es una aficionada a la lectura, su escritor favorito es el novelista y ensayista mexicano Carlos Fuentes, a quien tuvo la oportunidad de conocer. “Meses antes de que muriera lo vi en Colombia y fue una experiencia inolvidable”, recordó emocionada al punto de sentir ganar de llorar por haber compartido tiempo con el autor de “La región más transparente”, su libro preferido. Mario Vargas Llosa con “La ciudad y los perros” y el japonés Haruki Murakami, son parte de su preferencia bibliográfica a la hora de elegir un buen libro.

Tania del Río junto a su esposo Andrés Perea y sus hijos Ella y Lael, posando a las afueras de su casa en East Boston, vecindario donde viven desde el 2015, en compañía de su mascota. Foto cortesía Sala de Campaña.

Sus 36 años, su preparación académica y su experiencia dentro del servicio público son su mejor carta de presentación al querer ser electa como concejal del Municipio, si bien es afiliada al partido Demócrata es una candidata independiente. “Que mejor oportunidad para servir a mi propia comunidad, poder atender sus preocupaciones, aspiraciones y sueños de este distrito, en East Boston somos una comunidad mayoritariamente migrante de habla hispana y no hemos tenido a una persona latina representándonos en el City Hall, a mí me gustaría ser esa cara amigable y ser esa persona que pueda acercar la Alcaldía a la gente”, manifestó.

Al hablar de los cantantes latinos y el género musical de su preferencia, Tania no vaciló al decir que la salsa es su ritmo, que Héctor Lavoe, Celia Cruz y Joe Arroyo son sus cantantes favoritos. Se define como una mujer agnóstica, que significa que no tiene una opinión sobre la existencia de Dios, ya que cree que no hay evidencia definitiva a favor o en contra, según la definición de la Real Audiencia de la Lengua Española. “Me gusta la humildad de ser agnóstica y decir I don´t know (yo no sé), así que yo respeto las creencias de todos, lo más importante es que somos parte de este mundo y estamos conectados, me gusta mucho la filosofía de Dalai Lama que dice tanto las cosas vivas y no vivas, todo lo que está en el universo de alguna manera nos afecta, así que si tú haces el bien a alguien, te lo estás haciendo a ti mismo y viceversa, me gusta vivir así, tengo mis valores muy sólidos, pero no formo parte de ningún grupo religioso organizado”, puntualizó.

Los distritos de Charlestown, East Boston y el North End son parte de la visión futura de Boston, que incluye importantes comunidades latinas, inmigrantes y lingüísticamente aisladas y es justamente donde Del Río se focalizará y trabajará para garantizar el acceso a las voces que históricamente se han tomado menos en cuenta, que estén presentes en el diseño de las nuevas políticas públicas, pues su compromiso afirmó, es promover los principios de la democracia participativa, los espacios diversos para que todas las voces de la comunidad puedan verse y escucharse.

Tania del Río, la primera de la izquierda junto a su mamá, su papá y sus hermanas, cuando eran pequeñas y vivían entre México y Los Estados Unidos. Foto: Tania Del Río.

Al definir y dar el significado de lo que es una “familia” dice que son su ancla y su motivo de vida. “Ellos son los que te recuerdan siempre cómo eres tú, tus valores y siempre van estar contigo en las buenas y en las malas, son lo más importante para mí. Mis hijos son mi alegría y como decía Migue Ángel cuando hacía una escultura, que no la estaba formando sino tratando de extraer la esencia de la forma de la piedra, esto se aplica a los hijos, ellos van a ser la persona que son y uno está tratando de ayudarlos a emerger como son realmente y este es un proceso muy hermoso”.

Tania transmite humildad, mucha seguridad y sobre todo es una mujer muy preparada a nivel académico, es bilingüe, domina el inglés y el español, se define como una persona agradecida por lo que tiene y recibe. “La gasolina de esta campaña son todas las personas que nos apoyan, son un grupo que ya existían antes de mi campaña, que han venido trabajando activamente por este distrito, y nosotros estamos tratando de alimentarlo y fortalecerlo, que ellos consideren que yo los puedo representar es todo un honor, todos son tan especiales, son líderes comunitarios. La campaña tendrá mi nombre, pero es de todos ellos”.

Una taza de café sin azúcar es la forma en que Tania comienza su día, complementada con una rutina de ejercicios. “Hay que validar la importancia del deporte, invito a toda la gente a ser activo. Hay tres cosas fundamentales que unen a las personas: la comida, las artes y el deporte, siempre he sido muy deportista, nadar me encanta, correr, hacer deporte es una excelente forma de conocer gente”.

La comida favorita de ella y de su mamá es el sushi y el pescado, tanto que tenían una perrita de nombre “Sushi”, aunque asegura que toda la comida mexicana, sin excepción alguna, también le fascina y que el mole, es su preferido. “La mejor taquería de East Boston -en mi humilde opinión- es la Jalisco específicamente con los tacos de birria”, expresó esta mexicana que podría hacer historia al convertirse en la primera latina inmigrante en ocupar un curul en la Alcaldía de Boston este martes 3 de mayo, ¡porque la representación hispana importa!

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.