Un artista da los toques finales a su pastel “2022”, una escultura comestible, durante la 47a Exposición anual de pasteles en Bangalore, India, el 27 de diciembre de 2021. | Foto: Efe.

Líderes y expertos en salud pública de todo el país instaron a los estadounidenses a cancelar sus planes de Nochevieja y quedarse en casa por segundo año consecutivo, a medida que los nuevos casos de coronavirus se propagan a un ritmo récord.

El contexto: Las advertencias sirven como un recordatorio de que la pandemia está lejos de terminar. La variante ómicron del COVID-19 ha impulsado una nueva ola de contagios en un momento en que miles de personas esperaban reunirse con normalidad para festejar el Año Nuevo.

  • Los funcionarios pidieron a la gente que reconsidere las reuniones y otros eventos para luchar contra el aumento de casos, que el martes alcanzó un máximo histórico cuando el promedio de siete días de nuevas infecciones superó los 266 mil.
  • El gobernador de Illinois, JB Pritzker (demócrata), advirtió que el virus estaría en las fiestas, pero no aplicó nuevas restricciones ni canceló grandes eventos como el espectáculo de fuegos artificiales en Chicago, que la ciudad prometió que sería el más grande de la historia.
  • El martes, San Francisco canceló su propio espectáculo anual de Año Nuevo.
  • Anthony S. Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del país, destacó el lunes que una pequeña reunión con familiares vacunados es la forma más segura de celebrar.

¿Qué dicen? “Ómicron y delta vendrán a su fiesta”, dijo JB Pritzker, en una conferencia de prensa esta semana. “Por lo tanto, debes pensar dos veces en cuántas personas se reunirán, manteniendo el distanciamiento social si estás en una fiesta. Y si no puedes, vete”.

  • “Debemos permanecer atentos y hacer todo lo posible para detener la propagación de la variante ómicron COVID-19”, comentó la alcaldesa de San Francisco, London Breed (demócrata).
  • “Cuando se habla de una fiesta de Nochevieja en la que 30, 40, 50 personas celebran, no se sabe el estado de sus vacunas, recomendaría encarecidamente: manténgase alejado de eso este año”, expresó Fauci en un entrevista con CNN. “Habrá otros años para hacer eso, pero no este año”.

¿Y ahora qué? La semana pasada, el mismo día en que la ciudad de Nueva York reportó su mayor número de nuevos casos de virus, el alcalde Bill de Blasio dijo que la ciudad reduciría su evento de Año Nuevo. Los asistentes deben estar completamente vacunados y usar cubrebocas.

  • Se permitirá un total de 15 mil personas en las áreas de observación designadas en Nueva York, aproximadamente una cuarta parte de la capacidad habitual, para permitir un mayor distanciamiento social.
  • Otras ciudades han cancelado eventos por completo o recomiendan a los residentes a transmitir las festividades en línea. Atlanta, por ejemplo, canceló el Peach Drop, una celebración de 30 años que atrae a decenas de miles de personas a la capital de Georgia para ver el descenso a medianoche de un melocotón falso gigante.
  • Seattle aún lanzará fuegos artificiales desde Space Needle, pero la exhibición incluirá efectos especiales que solo se pueden ver en línea o en televisión, un giro destinado a promover la “transmisión en vivo en el Año Nuevo”, dijeron los organizadores.
  • En Annapolis, los líderes cancelaron eventos en persona, pero afirmaron que aún lanzarían fuegos artificiales sobre el puerto de la ciudad.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.