El martes 21 de diciembre, la alcaldesa Michelle Wu señaló una serie de medidas que, si se promulgan, aumentarían significativamente los fondos para viviendas asequibles en Boston y, al mismo tiempo, impondrían límites en los costos de alquileres.

Wu anunció que su administración está realizando esfuerzos para ampliar dos programas que exigen a los desarrolladores en Boston que ayuden en la construcción de más viviendas asequibles. Asimismo, indicó que formará un «grupo asesor» para estudiar el control de los alquileres, con miras a presentar el proyecto de ley en Beacon Hill a principios de 2023.

“El costo de la vivienda es una de las mayores barreras para que las personas puedan quedarse y prosperar en nuestra ciudad”, dijo Wu. «Es la principal preocupación que escucho entre los residentes todos los días».

Si bien no se conocen los detalles, Wu indicó que la Política de Desarrollo Inclusivo podría crecer hasta requerir que el 20% de las unidades en los edificios nuevos se reserven a un precio asequible, en comparación con el 13% actual.

Los votantes prohibieron el control de alquileres en Massachusetts a través de una reforma electoral en 1994, por lo que cualquier propuesta relacionada requeriría la aprobación del Congreso y el gobernador.`

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.