apuñalado frente a una casa
POLICÍA. La víctima fue atendida inmediatamente/@forbes

Este miércoles, Angélica Rivera, de 22 años de edad, fue arrestada al figurar en una investigación como la principal sospechosa de la muerte de su hija de apenas un año, Amara, hecho que ocurrió en junio de este año en Berwick, ubicado en el condado de Columbia, Pensilvania.

El contexto: El 26 de junio poco antes de las 2:00 pm, Rivera llamó al 911 para explicar que su hija estaba muerta. Los agentes atendieron a la pequeña, a la que aplicaron RCP; sin embargo, no hay nada qué hacer. Pero al ver que la niña presentaba golpes y sangre en el rostro, comenzó la investigación.

  • Uno de los agentes le dijo a la madre que se habían contactado con el forense para que este determinara la causa de la muerte de la bebé.
  • Según la policía de Berwick, había señales que indicaban que la pequeña había muerto mucho antes de la llamada de Rivera.
  • De acuerdo con el informe de las autoridades, los oficiales que se presentaron en el lugar también encontraron sangre en varios artículos del apartamento.
  • Sin embargo, lo que más llamó la atención fue que en el columpio de Amara también había sangre.

¿Qué dicen?: “Estaba durmiendo, la última vez que la vieron alrededor de las 10 de la mañana de hoy, se descubrió que no respiraba. Aparentemente, tengo dos bomberos en la escena haciendo resucitación cardiopulmonar, pero le sale sangre por la nariz y la boca. Aparentemente, hace un par de días fue golpeada en la cara por un juguete o algo», comentó en su radio uno de los agentes.

  • La mujer comentó en primera instancia que acostó a dormir a su hija alrededor de las 10:00 am. Pero fue cerca de las 2:00 pm que notó que la pequeña no respiraba y fue ahí cuando llamó al 911.
  • Respecto a las heridas, la sospechosa dijo a la policía que su otra hija, una niña de dos años de edad, había golpeado a su hermana en la cara con un juguete y decidió no llevar a Amara al médico.
  • Pero la autopsia determinó que las lesiones de la niña eran mucho más graves.
  • Los especialistas declararon su muerte como un homicidio y dieron paso a un grupo de investigadores para seguir con el tema.

¿Y ahora qué…?: La muerte de la pequeña Amara fue causada por politraumatismos, reveló la autopsia, lo que dio pie a la detención de Rivera, pues esta había cambiado la versión de los hechos numerosas veces.

  • La mujer se había negado a llamar al 911, contó la madre de su novio, quien confesó que la mujer llamó primero a la familia antes de pedir ayuda.
  • Seis meses después, Rivera fue arrestada y se le negó la libertad bajo fianza.
  • Sobre ella pesan los cargos de homicidio criminal, poner en peligro el bienestar de los niños y manipular y fabricar pruebas físicas.

Fuente principal de la noticia: PA Homepage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.