Las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) alcanzaron la semana pasada un récord pandémico de nuevos casos diarios de COVID-19 en estudiantes, al tiempo que el número de contagios crece en toda la ciudad.

Los datos: El sistema escolar informó de más de 600 casos la semana pasada. Una cifra récord frente a los casi 500 nuevos contagios en estudiantes de la semana anterior y los poco más de 250 casos de estudiantes correspondientes a la semana antepasada, según los datos del distrito. 

Solo ha habido unos 40 casos de transmisión dentro de las escuelas en CPS este año escolar, indicaron las autoridades sanitarias. 

  • Un total de 10 mil estudiantes estaban en cuarentena el jueves, según cifras de las CPS.
  • Chicago también ha visto un aumento general de nuevos casos y de hospitalizaciones por COVID-19, aunque más del 72% de los adultos de la ciudad están totalmente vacunados. 
  • La ciudad de Chicago tiene una de las tasas de casos más baja de las 11 regiones de Illinois, con unos 330 contagios por cada 100 mil habitantes
  • El estado registró una media de más de 7 mil nuevos casos diarios esta semana. La última vez que Illinois registró una cifra similar fue justo antes de las Navidades del año pasado.

¿Qué dicen? «Mientras que la vacunación de nuestros niños es fundamental para mantener nuestras escuelas abiertas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades también revisan nuevos enfoques y evitar poner a los niños en cuarentena”, escribió el presidente Biden en USA Today a principios de mes. 

  • El pasado viernes, un portavoz de CPS afirmó que los funcionarios permanecen vigilantes sobre las pruebas y otras políticas como el uso de cubrebocas y el distanciamiento social.
  • La Dra. Allison Arwady, comisionada de Salud Pública de Chicago, dijo a los concejales que los niños en edad escolar representan recientemente un mayor porcentaje de contagios por COVID-19, pero que no es una sorpresa.
  • Los niños son también los menos propensos a ser vacunados, por lo que es más probable que se contagien el virus, por lo general de otra persona en su casa, añadió Arwady. 

El contexto: El aumento de las infecciones se produce en un momento en que las autoridades sanitarias de todo el país animan a los estadounidenses a recibir sus vacunas de refuerzo para protegerse de la nueva variante ómicron, descubierta por primera vez en Sudáfrica. 

  • A principios de este mes, Biden aseguró que este invierno no se combatiría la pandemia con cierres, sino que se emplearían jornadas de vacunación más amplias, refuerzos y pruebas en casa.

Fuente principal de la noticia: Chicago Tribune

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *