La variante ómicron del COVID-19 no parece tener más probabilidades de causar una enfermedad grave, según Anthony S. Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos. Pero al mismo tiempo, advirtió que se necesitan más estudios sobre la cepa. Consideró “alentadores” los datos iniciales.

“Aunque es demasiado pronto para hacer declaraciones definitivas al respecto (…) hasta ahora, no parece que haya un gran grado de severidad”, comentó Fauci el domingo en el programa State of the Union de CNN.

¿Por qué es importante? Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, confía en que las vacunas existentes contra el COVID-19 tienen “algún grado y tal vez un grado considerable” de protección ante la variante ómicron, en caso de que la nueva cepa se propague por el país.

  • Hay indicios de que la variante ómicron no suele causar enfermedades graves, lo cual puede disipar las preocupaciones de que podría abrumar a los sistemas de atención médica durante el invierno con un aumento en las hospitalizaciones y muertes.
  • Fauci señaló la semana pasada en Bloomberg TV que, aunque ómicron ha provocado un aumento en los casos en Sudáfrica, eso aún no ha significado un incremento en las hospitalizaciones.
  • El experto consideró la situación en Sudáfrica como “reconfortante pero no definitiva”.

Lo último: Un estudio preliminar de Nference, una empresa con sede en Cambridge, Massachusetts, descubrió que la variante ómicron probablemente comparte código genético con el resfriado común, lo que, según uno de los autores del análisis, sugiere que la variante podría ser más contagiosa pero causar una enfermedad menos grave.

  • El estudio aún no ha sido revisado por pares. Venky Soundararajan, un ingeniero biológico y coautor, advirtió que se requieren más análisis de la variante antes de llegar a conclusiones definitivas.
  • Los expertos en enfermedades infecciosas han dicho que una forma de salir de la pandemia es si el virus muta en uno que sea más transmisible pero cause una enfermedad menos grave.
  • De ese modo habría un virus endémico que se propaga pero no causa hospitalizaciones o muertes generalizadas.

El contexto: Los casos de la variante ómicron, que se identificó por primera vez el mes pasado en el sur de África y se ha extendido a al menos 17 estados de Estados Unidos, es probable que aumenten más en el país, advirtió el domingo la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky.

  • Muchas preguntas sobre omicron siguen sin respuesta: los fabricantes de vacunas trabajan para determinar cuán efectivas serán las inyecciones y los refuerzos existentes contra la variante ómicron; y los expertos en salud pública observan cuidadosamente si omicron desplazará a la delta como la cepa viral más prominente.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.