Este domingo, Human Right Watch rechazó la celebración de elecciones presidenciales en Nicaragua, hecho que tildó como una «farsa» en el cual el sandinista Daniel Ortega apunta a su quinto mandato y el cuarto de manera consecutiva.

El contexto: En Nicaragua, país aliado del chavismo, el proceso electoral presidencial será este domingo 7 de noviembre. Muy criticado por Estados Unidos y la Unión Europea, la oposición en general no tiene candidatos porque 7 fueron apresados, prácticamente uno tras otro.

  • Una encuesta de la firma Cid Gallup publicada el domingo por la revista Confidencial muestra que el 76% de los nicaragüenses considera que la reelección de Ortega no es legítima.  
  • La encuesta revela que, en una elección competitiva, el 65% de los votantes elegiría a cualquiera de “los candidatos de la oposición”, mientras que el 17% votaría por Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

¿Qué dicen?: «Las elecciones de hoy en Nicaragua son una farsa», manifestó este domingo a través de su cuenta de Twitter José Miguel Vivanco, director ejecutivo de HRW para las Américas. «Ortega asumirá su cuarto mandato consecutivo a fuerza de represión, censura y miedo».

  • Vivanco recordó que el proceso electoral en Nicaragua se celebra sin la presencia de observadores internacionales «y el régimen no ha permitido que ingresen periodistas internacionales al país».
  • «Ortega ejerce el control de todos los poderes, incluyendo la Asamblea Nacional, los tribunales y el Consejo Supremo Electoral», denunció Vivanco.
  • A su juicio, «las instituciones del Estado son utilizadas para reprimir y castigar a cualquiera que sea percibido como crítico y garantizar la impunidad de Ortega».
  • «Gracias a su férreo control de la Asamblea Nacional, Ortega ha promovido leyes y medidas represivas que violan derechos fundamentales y que restringen la participación política de los candidatos de oposición», agregó.

Fuente principal de la noticia: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.