Líderes confederados
El Capitolio, centro geográfico del Distrito de Columbia y sede del legislativo federal, será testigo está semana del debate sobre si el territorio donde se encuentra, la ciudad de Washington, D.C. debe convertirse en el estado número 51 de los EEUU. Foto: EFE.

La noche de este viernes, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley de infraestructura bipartidista de $1.2 billones ($1.2 trillion), luego de meses de lucha, discusiones y búsqueda de acuerdo entre demócratas y republicanos.

Para poder llegar a este acuerdo, los progresistas cedieron a una demanda desde el lado de los conservadores, el cual giraba en torno a la aprobación inmediata del paquete de gasto social y climático.

¿Por qué es importante?: El hecho supone un triunfo para los demócratas y la administración Biden; no obstante, la única manera de lograrlo fue a través de largas conversaciones entre las partes que encontró acuerdo definitivo tras el compromiso de los demócratas para apoyar el paquete de gasto social si la estimación de costos es consistente con un análisis de la casa Blanca que deberá ser publicado antes del 15 de noviembre.

  • El compromiso de parte del lado demócrata se selló por escrito y con la firma de los representantes Josh Gottheimer (Nueva Jersey), Ed Case (Hawai), Stephanie Murphy (Florida), Kathleen Rice (Nueva York) y Kurt Schrader (Oregon).

El dato: El proyecto de ley de infraestructura se resolvió bajo un esquema de 228 votos a favor y 206 en contra, con un total de 13 figuras del Partido Republicano apoyando la legislación. Desde el grupo demócrata, fueron seis los miembros que no estuvieron del lado del paquete del presidente Biden.

  • Después, la instancia aprobó por un cerrado margen y con clara línea partidista de 221-213 el paquete de gasto social de $1.75 billones.

¿Qué dicen?: Como «un paso monumental» calificó el presidente Joe Biden la aprobación del plan de infraestructura. El demócrata indicó que esperaba «convertir estos dos proyectos en ley».

  • El demócrata Mark Pocan, demócrata por Wisconsin, comentó que “todo el día fue un racimo, pero más allá de eso, todos estaban trabajando de una manera muy agradable”.
  • «Este será un momento decisivo para nosotros como Partido Demócrata. Para decir, vamos a generar confianza entre nosotros. Les diré que ha sido agotador escuchar todos los diferentes esfuerzos para unirse», dijo la demócrata Brenda Lawrence.

Fuente principal de la noticia: The Hill

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.