SALUD. La vacuna COVID-19 es fundamental para todos los adultos elegibles ante la variante delta. | Foto: Pixabay.

Un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) concluyó que los “resultados graves” de los pacientes con COVID-19 no aumentaron significativamente desde que la variante delta comenzó a extenderse en Estados Unidos. Esto sugiere que si bien la cepa es más contagiosa, no causa una enfermedad más grave.

Los CDC encontraron que la proporción de pacientes que ingresaron en una unidad de cuidados intensivos, necesitaron un ventilador o murieron “no cambió significativamente desde el período anterior al delta”. Analizaron datos de 14 estados en el estudio.

Lo último: Sin embargo, según el informe, la proporción de pacientes hospitalizados con COVID-19 aumentó después de la aparición de la variante delta. Antes de la cepa, 24,7% de las internaciones por coronavirus fueron en personas de 18 a 49 años; y después de la llegada de delta, ese grupo de edad representó el 35,8%.

  • Durante el “período delta”, los CDC encontraron que 71,8% de las hospitalizaciones por COVID-19 fueron en adultos no vacunados.
  • “La menor cobertura de vacunación en adultos de 18 a 49 años probablemente contribuyó al aumento de pacientes hospitalizados durante el período delta”, indicaron los CDC.

El contexto: La variante delta, también conocida como B.1.617, se detectó por primera vez en 2020 en India, donde ha devastado la nación. Desde entonces se ha extendido a docenas de otros países, lo que ha dificultado los planes para volver a la normalidad.

  • Delta tiene varios linajes con conjuntos de mutaciones ligeramente diferentes. Uno de ellos, B.1.617.2, es ahora la variante de coronavirus dominante en el Reino Unido y los Estados Unidos, donde representa la mayoría de los casos de COVID-19.
  • También ha generado otra variante, conocida como delta plus, que tiene numerosas versiones denominadas científicamente AY.1, AY.2, AY.3, entre otras.
  • Aunque se ha reportado delta plus en Gran Bretaña, India y Estados Unidos, parece ser responsable de una pequeña cantidad de infecciones y algunos investigadores dicen que actualmente no hay evidencia de que se comporte de manera diferente a su variante original, delta.

¿Por qué es importante? En uno de tres informes separados publicados en septiembre, los CDC encontraron que las personas que no estaban completamente vacunadas contra el coronavirus durante la primavera y el verano tenían 10 veces más probabilidades de ser hospitalizadas y 11 veces más probabilidades de morir de COVID-19 que quienes sí recibieron las inyecciones.

  • Un segundo estudio mostró que la vacuna contra el coronavirus Moderna fue más efectiva para prevenir hospitalizaciones que sus contrapartes de Pfizer-BioNTech y Johnson & Johnson.
  • Esa evaluación se basó en el estudio más grande de Estados Unidos hasta la fecha sobre la efectividad en el mundo real de las tres vacunas, que involucró a aproximadamente 32 mil pacientes atendidos en hospitales, departamentos de emergencia y clínicas de atención de urgencia en nueve estados desde junio hasta principios de agosto.
  • Si bien las tres vacunas fueron colectivamente 86% efectivas para prevenir la hospitalización, la protección fue significativamente mayor entre los receptores de la vacuna Moderna (95%) que entre quienes recibieron Pfizer-BioNTech (80%) o Johnson & Johnson (60%).

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.