CAPITOLIO. Nancy Pelosi busca reparar las divisiones entre demócratas moderados y liberales. | Foto: Efe.

Los demócratas de la Cámara de Representantes retrasaron el jueves una votación sobre la propuesta de aproximadamente $1 billón para mejorar la infraestructura del país, un cambio drástico después de horas de negociaciones que marcaron un gran revés para la agenda económica del presidente Joe Biden.

El contexto: La decisión se tomó después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y otros líderes demócratas se esforzaran hasta altas horas de la noche para tratar de reparar las divisiones entre moderados y liberales de sus propias filas.

  • La desconfianza entre moderados y liberales convirtió el proyecto de ley de infraestructura en una moneda de cambio político, en la disputa por aprobar nuevos gastos.
  • La fuente del estancamiento fue un segundo paquete de aproximadamente $3,5 billones que propone expandir Medicare, combatir el cambio climático e impulsar los programas federales de red de seguridad.
  • Para evitar recortes en la propuesta de $3,5 billones a manos de los moderados, incluidos los senadores Kyrsten Sinema y Joe Manchin III, los liberales amenazaron con oponerse al plan de infraestructura.

¿Y ahora qué? Antes de las 10:00 pm, Manchin salió de una reunión con los principales asesores de Biden y afirmó que se deben recortar drásticamente las prioridades de los demócratas liberales. Pidió que cualquier medida sea mucho menor que el monto de $3,5 billones.

  • “Estamos en negociaciones de buena fe, continuaremos en negociaciones de buena fe”, comentó Manchin a los reporteros al salir del Capitolio.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.