Los funcionarios de Boston quieren trasladar a los homeless del área de Mass. and Cass hacia un hotel ubicado en Revere, en medio de la lucha por la crisis de opioides; sin embargo, el alcalde Brian Arrigo se opone a la ejecución de este plan.

Este lunes 20 de septiembre, por medio de una carta dirigida al director ejecutivo de la Comisión de Salud Pública de Boston, Arrigo rechazó la propuesta de convertir un hotel de su comunidad en un centro de transición para homeless, tal como señaló The Boston Globe.

Para Arrigo, ha existido «una falta de comunicación» ya que las autoridades sanitarias de Boston nunca le hicieron saber de sus intenciones. «Desafortunadamente, el BPHC (Boston Public Health Center) aún no ha demostrado su capacidad para resolver la situación, al contrario, han puesto en peligro el progreso que todos esperamos ver para nuestra comunidad», indicó.

El área de Mass. y Cass, ubicada cerca de los barrios de South End, Roxbury y Dorchester, es un mercado de narcóticos al aire libre, donde los reportes de sobredosis, violencia callejera y explotación sexual relacionados con el tráfico ilícito de drogas son comunes.

Por su parte, el equipo de la alcaldesa Kim Janey cree que para tratar esta situación es necesario un enfoque regional.  Emma Pettit, portavoz de la Alcaldía de Boston, indicó en un comunicado enviado al Globe que «Janey invita al alcalde Arrigo y a otros funcionarios a unirse a ella en los esfuerzos para abordar las necesidades de aquellos que sufren problemas de salud mental y trastornos por consumo de sustancias en Boston, Revere y en todo nuestro estado».

Según la oficina de Janey, funcionarios de salud planean alquilar 30 habitaciones en el Quality Inn Hotel en Morris Street. De momento siguen en desarrollo detalles como la duración del programa y la cantidad exacta de personas que serían transferidas de Mass. and Cass al hotel.

Arrigo, en su carta, destacó que fue sorpresivo enterarse recientemente que el hotel «comenzaría a funcionar como un centro de transición para homeless con más de 150 camas». Añadió que ha escuchado diferentes cifras en las últimas semanas acerca del número de habitaciones que se usarían en el hotel, que oscilan entre 30 y 160.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *