El número de estadounidenses que solicitó la semana pasada beneficios por desempleo cayó a 310 mil, de acuerdo con datos del Departamento de Trabajo. El hecho indica que a pesar de la incidencia de la variante delta en el aumento de casos de COVID-19, la situación no ha desencadenado despidos masivos.

¿Por qué es importante?: Mientras el gobierno federal lucha por aumentar la tasa de vacunación en cada rincón del país, el alza en los contagios podría generar medidas que ralentizan la reactivación total de la economía; sin embargo, los datos del Departamento de Trabajo confirman la tendencia a la baja en la petición de beneficios.

  • Lo revelado este jueves por el organismo muestra que 35 mil personas menos solicitaron los beneficios por desempleo respecto al lapso previo.
  • La cifra ha ido en caída libre tras las 900 mil solicitudes registradas en enero de este año, cuando la vacunación aún no presumía de altos porcentajes.

El dato: Con esta son seis disminuciones respecto a la petición de beneficios por desempleo en las últimas siete semanas, una noticia alentadora para el país a pesar de que la Reserva Federal confirmara el miércoles que la economía nacional se redujo entre los meses de julio y agosto.

  • En cuanto al ritmo de contratación, agosto cerró con 235 mil nuevos puestos de trabajo, menos de la mitad de lo esperado por especialistas.
  • Pese a la noticia, la tasa de desempleo bajó ligeramente desde el 5.4% al 5.2%, informó la semana pasada el Departamento de Trabajo.

Fuente principal de la noticia: POLITICO

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *