El pasado viernes 20 de agosto, el gobernador de New Jersey, Phil Murphy, firmó una legislación que prohíbe a cárceles estatales establecer acuerdos con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) para servir como centros de reclusión de inmigrantes.

¿Por qué es importante?: La decisión del funcionario hace de Nueva Jersey el quinto estado del país que prohíbe o limita los contratos con ICE. En este caso, el mencionado territorio prohíbe a los centros de detención locales y privados celebrar o extender acuerdos con el organismo.

  • A pesar de lo anunciado, el hecho no acaba de manera inmediata con todos los acuerdos. La legislación A5207 respetará los contratos existentes hasta su fin.
  • Actualmente, los condados de Hudson y Bergen tienen aún contratos con ICE, así como una cárcel privada en Elizabeth.

¿Y ahora qué…?: Tras la firma del gobernador Murphy, los detenidos se encuentran a la espera de sus respectivas audiencias judiciales con el temor de una posible deportación que los envía de vuelta a sus países de origen.

  • Según NBC News, los acuerdos entre ICE y los estados han generado millones de dólares a las entidades.
  • Se estima que los estados han cobrado alrededor de $120 diarios por detenido a ICE.

Fuente principal de la noticia: NJ.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.