La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) revivió una demanda en contra de la administración Biden por el uso del Título 42 —que permite las deportaciones aceleradas e impide solicitar asilo a las personas que cruzan la frontera sur— una política anti COVID-19 que Biden heredó, y mantiene, de la administración Trump.

El contexto: La presentación ante el Tribunal de Distrito de EEUU en Washington DC dijo que los meses de negociaciones entre el gobierno y una serie de grupos de defensa de los inmigrantes llegaron a un punto muerto.

  • La demanda fue presentada contra la administración Trump, y la ACLU la paralizó cuando el presidente Biden juró su cargo, pero fue retomada.
  • En mayo, el gobierno de Biden utilizó el Título 42 para expulsar a más de 112 mil migrantes en la frontera sur, de los 180 mil que trataron de cruzar la frontera.

¿Qué dicen? «Le dimos a la administración Biden tiempo más que suficiente para arreglar cualquier problema que dejara la administración Trump, pero no nos ha dado otra opción que volver a los tribunales. Las vidas de las familias están en juego«, dijo en un comunicado el abogado de la ACLU, Lee Gelernt.

  • La pérdida del Título 42 puede crear una presión adicional en el sistema de inmigración de Estados Unidos, advirtió Tae Johnson, director en funciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).
  • Los funcionarios de la administración Biden han defendido durante meses el uso del Título 42, incluso cuando el gobierno ha sugerido que podría levantar la política en fases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.