COMPARTE

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) pidió a Pfizer y a Moderna que amplíen sus ensayos para probar las vacunas contra el coronavirus en un mayor número de niños en edad escolar antes de solicitar la autorización de uso de emergencia en los pequeños.

¿Por qué es importante?: Los cambios en los ensayos que realizan actualmente Moderna y Pfizer podrían retrasar la disponibilidad de las vacunas para los niños de entre 5 y 11 años, más allá de la previsión de estar listos a principios del otoño.

  • La medida busca evaluar si una inflamación poco común del músculo cardíaco, observada en adultos después de la vacunación, puede ocurrir en grupos de edad más jóvenes.
  • A propósito de un aumento de contagios de COVID-19 en personas no vacunadas y el pronto inicio del año escolar, los pediatras y las familias esperan con impaciencia la disponibilidad de las dosis.

¿Y ahora qué…?: En declaraciones de la semana pasada, el presidente Joe Biden dijo erróneamente que los niños menores de 12 años podrían tener acceso a una inyección en agosto, una fecha que nunca ha estado proyectada por las compañías que desarrollan las vacunas.

  • Un funcionario federal que habló bajo condición de anonimato predijo que la autorización de una vacuna para niños de 5 a 11 años podría llegar a fines de octubre o principios de noviembre.
  • Ray Jordan, portavoz de Moderna, dijo que la compañía discute una propuesta con las autoridades para expandir los estudios. Predijo que la autorización de uso podría ocurrir en “invierno de 2021 / principios de 2022”.
  • Jerica Pitts, portavoz de Pfizer, indicó que la compañía aún no ha actualizado el diseño de sus pruebas o su cronograma, cuyos resultados se esperaban para septiembre.
COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *