Este lunes el expresidente Barack Obama dijo durante una entrevista telefónica que el Congreso debe aprobar una ley del derecho al voto antes de las elecciones de 2022, pues la democracia estadounidense podría estar en riesgo.

«No podemos esperar hasta las próximas elecciones porque si tenemos el mismo tipo de chanchullos que provocaron el 6 de enero, si tenemos eso para un par de ciclos electorales más, vamos a tener problemas reales en términos de nuestra democracia a largo plazo», dijo Obama.

Según The Hill, Obama alegó que para él la realización del debate sobre el proyecto de ley de derechos de voto, conocido como Ley para el Pueblo, fue positivo y agradeció ser parte de la discusión, pese a ser un expresidente.

«Desde que dejé el cargo he tratado de hacer una política para no influir en el scrum diario en Washington. Pero lo que está sucediendo esta semana es más que un proyecto de ley partidista que se acerca o no a una votación», agregó.

En marzo, la Cámara de Representantes aprobó la propuesta demócrata de los derechos de voto; sin embargo, el plazo para que el Senado la examine vence esta semana, y el proyecto de ley no posee el apoyo suficiente para superar un filibustero, «que requeriría que 10 senadores republicanos lo respalden», informó The Hill.

Hasta ahora, ningún senador miembro del Partido Republicano está de acuerdo con la medida.

Te puede interesar: Casa Blanca confirma plan de asignación de 55 millones de vacunas

El expresidente Obama se refirió a los cambios que solicitó el senador demócrata Joe Manchin como correcciones solicitadas por «el demócrata más conservador en el Senado, o tal vez en el Congreso – Joe Manchin de Virginia Occidental – para llegar a reformas de sentido común con las que la mayoría de los estadounidenses están de acuerdo, con las que los demócratas y los republicanos pueden estar de acuerdo».

No obstante, Manchin aún no se compromete con apoyar el proyecto de ley, pero publicó una lista de iniciativas de derechos de voto que apoya.

Dentro de las principales características de la legislación destacan la expansión del acceso a la votación, la cual propone que los estados promulguen como mínimo de 15 días de votación anticipada y además se simplifique el registro.

De igual forma, también se revisará «el financiamiento de las campañas y establecería estándares para rediseñar los mapas electorales», explicó The Hill.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.