Autoridades de

Un empleado del sistema de tránsito en San José abrió fuego el miércoles por la mañana en una instalación de tren ligero, matando al menos a nueve personas antes de dispararse a sí mismo, dijeron las autoridades.

Los investigadores confirmaron poco sobre el atacante, diciendo que todavía estaban buscando un posible motivo. Se negaron a decir si pensaban que alguna de las víctimas había sido blanco de ataques.

Las autoridades se abalanzaron sobre varios frentes el miércoles, con un escuadrón antibombas recorriendo las instalaciones después de que un perro indicara posibles explosivos, mientras que otros funcionarios policiales se reunieron en una casa de San José que estaba en llamas y se creía que estaba vinculada con el pistolero.

El tiroteo sacudió esta ciudad en el corazón de Silicon Valley y resonó en todo un país dolorosamente familiarizado con la devastadora violencia armada. El derramamiento de sangre se produjo pocas semanas después de las recientes masacres en Indianápolis, el área de Atlanta y Boulder, Colo.

«Este es un día horrible para nuestra ciudad», dijo el alcalde de San José, Sam Liccardo.

Las autoridades nombraron a última hora del miércoles a las víctimas como Taptejdeep Singh, de 36 años; Adrián Balleza, 29 años; José Dejesus Hernández III, 35 años; Timothy Michael Romo, 49 años; Michael Joseph Rudometkin, 40 años; Paul Delacruz Megia, 42 años; Abdolvahab Alaghmandan, 63 años; Lars Kepler Lane, 63; y Alex Ward Fritch, 49.

Te puede interesar: Republicanos presentan propuesta de infraestructura por $928 mil millones

Confirmaron que al menos algunos trabajaron con el tirador en la Autoridad de Transporte del Valle, entre más de 2 mil empleados de una agencia que opera servicios de tren ligero y autobús en el condado de Santa Clara. Liccardo elogió a los trabajadores del sistema de tránsito por perseverar a través de la pandemia de coronavirus, señalando que habían estado entre aquellos que corrían el riesgo de una exposición potencial al ir a trabajar.

«Estas son las mujeres y los hombres que apoyaron a nuestras comunidades a través de esta pandemia», dijo Liccardo. «Se presentaban en el trabajo todos los días como trabajadores esenciales, a pesar de los riesgos para su salud».

La policía dice que comenzó a recibir llamadas al 911 sobre disparos en el patio del tren ligero poco después de las 6:30 a.m miércoles. Esta instalación está cerca de las oficinas del sheriff, el departamento de policía y el aeropuerto internacional de la ciudad. Laurie Smith, la alguacil del condado de Santa Clara, dijo que los agentes corrieron a la escena mientras aún se disparaban disparos.

Los agentes que respondieron no intercambiaron ningún tiroteo con el tirador, y las autoridades creen que disparó y se suicidó, dijo Russell Davis, un portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de Santa Clara.

Este repentino estallido de violencia agregó a San José a la sombría lista de comunidades sacudidas por tiroteos masivos. Se produjo pocas semanas después de que un antiguo empleado matara a ocho personas en una instalación de Indianápolis, un ataque que siguió a masacres en un supermercado de Boulder y tres balnearios del área de Atlanta en los que un total de 18 personas fueron asesinadas a tiros.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.