India

Este martes, la India estableció un nuevo récord de muertes diarias por COVID-19 luego de confirmar 4 mil 329 bajas en las últimas 24 horas, de acuerdo con información de la agencia de noticias AP.

Asimismo, la nación registró más de 260 mil casos nuevos, alimentando los números relacionados al brote en el país, epicentro del virus y territorio que corre grave riesgo pese a su alta fabricación de vacunas en el mundo.

La situación también muestra el colapso del sistema de salud, con hospitales bajo el caos de estar con una ocupación total.

En cuanto a las pruebas para detectar nuevos casos, el ministerio de Salud local señaló el lunes que abrirán 17 nuevos centros para rastrear a los afectados, así como el crecimiento de la variante india.

Datos de la Organización Mundial de la Salud reflejan que India ha confirmado más de 25 millones de casos y más de 278 mil muertes por el virus.

Vacunas en India

Mientras India se enfrenta a un devastador brote de coronavirus en el que miles mueren cada día, el país necesita desesperadamente vacunar a su población lo antes posible. Sin embargo, la campaña de vacunas se está tambaleando justo cuando es más crucial.

Durante las últimas seis semanas, el número de vacunas por día se ha reducido aproximadamente a la mitad, de un máximo de 4.2 millones por día el 2 de abril a 2 millones el jueves.

El programa de vacunas de la India, que se jacta de ser el más grande del mundo, se ve obstaculizado por la escasez de suministros y un cambio brusco en la política de adquisiciones que parece no tener paralelo. Los problemas de la campaña de inoculación son especialmente sorprendentes dadas las ventajas únicas de la India, incluida una gran industria de vacunas y un historial de campañas de inmunización masiva.

Hace apenas unos meses, los expertos en salud pública contaban con la India para desempeñar un papel crucial en el suministro de vacunas contra el coronavirus al mundo en desarrollo. El gobierno estaba tan seguro de su capacidad para satisfacer la demanda interna de vacunas que permitió que se exportaran o donaran más de 60 millones de dosis a otros países entre enero y marzo.

Ahora las exportaciones de vacunas son una fuente de creciente enojo. En Delhi, aparecieron carteles con una pregunta para el primer ministro Narendra Modi: «¿Por qué enviaron las vacunas de nuestros niños al extranjero?». La policía arrestó e interrogó a más de 20 personas en relación con los carteles durante el fin de semana.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.