HITO. La representante republicana de Nueva York Elise Stefanik fue electa presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara Baja el 14 de mayo de 2021. | Foto: Efe/Shawn Thew.

Este viernes, congresistas republicanos eligieron a la representante Elise Stefanik, de Nueva York, para ocupar el liderazgo de la Conferencia Republicana en la Cámara de Representantes; reemplaza a Liz Cheney, de Wyoming, quien presentó duras críticas al expresidente Donald Trump.

Stefanik recibió 134 votos, mientras que el representante Chip Roy (republicano por Texas) obtuvo 46, según los asistentes del Partido Republicano, que hablaron bajo condición de anonimato para describir la reunión a puerta cerrada. Nueve miembros votaron presentes y tres escribieron a una persona que no se postuló.

La votación de esta mañana cierra una semana tumultuosa para el partido, que ha remarcado su apoyo a las teorías de Trump sobre las elecciones presidenciales de 2020, y quienes desafían sus afirmaciones se han visto exiliados.

La semana pasada quedó claro que Cheney perdería el puesto porque continuaba desafiando la denuncia de Trump de que la elección fue robada; y lo culpó por incitar al asalto al Capitolio. Fue expulsada formalmente el miércoles.

“Creo que los votantes determinan al líder del Partido Republicano, y el presidente Trump es el líder al que miran”, dijo Stefanik a los periodistas después de su elección. “Apoyo al presidente Trump. Los votantes apoyan al presidente Trump. Es una voz importante en nuestro Partido Republicano y espero trabajar con él”.

Stefanik se presentó a sí misma como una candidata unificadora, que se centrará en impulsar el mensaje republicano en la Cámara y atacará las políticas de la administración Biden, al tiempo que respalda las afirmaciones electorales de Trump.

“Los republicanos de la Cámara de Representantes continuarán presentando políticas enfocadas en hacer crecer nuestra economía y hacer que la gente vuelva a trabajar, reabrir escuelas, promover la independencia energética estadounidense, asegurar nuestra frontera, fortalecer nuestra seguridad nacional y proteger nuestra Constitución”, dijo en un comunicado difundido el viernes.

Stefanik enfrentó cierta oposición a su candidatura por parte de los conservadores, que argumentaron que su historial es demasiado moderado. Pero incluso Roy restó importancia a sus posibilidades de derrotarla previo a la votación.

Después de ser electa en 2014, Stefanik se estableció como uno de los miembros más bipartidistas y se opuso a los recortes de impuestos de 2017 de Trump, así como a algunas de sus políticas ambientales

Su defensa a Trump en el período previo al primer juicio político y el apoyo posterior del expresidente le valieron el respaldo de los líderes republicanos de la Cámara de Representantes.

“Necesitamos a alguien en Liderazgo que tenga experiencia en cambiar distritos de azul a rojo a medida que nos acercamos a las importantes elecciones intermedias de 2022, ¡y esa es Elise! ¡Ella sabe ganar, que es lo que necesitamos!”, Trump dijo en un comunicado el lunes.

Fuente: Marianna Sotomayor/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.