Cheney

Liz Cheney, presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes, instó al Partido Republicano a alejarse del «culto a la personalidad de Trump» mientras prometía continuar hablando frente a la reacción de los republicanos.

La republicana y número 3 de la Cámara de Representantes, ha hecho frente a las críticas que la rodean actualmente sobre su oposición a las declaraciones del expresidente sobre las elecciones de 2020. Cheney dijo en un artículo de opinión en The Washington Post que continuará defendiendo sus declaraciones, y pidió al partido que se aleje de las afirmaciones de Trump, quien insiste en que las elecciones de 2020 le fueron robadas, informó The Hill.

“Trump busca desentrañar elementos críticos de nuestra estructura constitucional que hacen que la democracia funcione: la confianza en el resultado de las elecciones y el estado de derecho. Ningún otro presidente estadounidense ha hecho esto jamás”, escribió Cheney.

Asimismo, rechazó la presión y las críticas que ha recibido en las últimas semanas mientras prometía «defender los principios básicos que sustentan y protegen» la libertad y el proceso democrático de Estados Unidos.

“La historia está mirando. Nuestros hijos están mirando. Debemos ser lo suficientemente valientes para defender los principios básicos que sustentan y protegen nuestra libertad y nuestro proceso democrático. Estoy comprometida a hacer eso, sin importar las consecuencias políticas a corto plazo ”, escribió.

Críticas

Las críticas de la legisladora republicana Liz Cheney contra el expresidente Donald Trump y sus constantes acusaciones de haber sido víctima de un supuesto fraude electoral en noviembre de 2020 encontraron respuesta dentro del propio partido.

Este martes, el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo en entrevista con Fox News que la queja contra ella surge por su falta de «capacidad para transmitir el mensaje».

De acuerdo con Axios, los principales miembros del Partido Republicano en la Cámara Baja han asomado la posibilidad de destituir a Cheney como presidenta de la Conferencia Republicana que se celebrará en un mes.

La fuente mencionó al representante Jim Banks, quien aseguró que las palabras de Cheney figuran como «una distracción no deseada».

Por su parte, McCarthy aseguró que no hay preocupación en el Partido por cómo votó en el juicio político contra Trump.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.