Mitch McConnell, líder de la minoría republicana en el Senado, dijo este lunes que espera que ningún republicano apoye el plan de infraestructura del presidente Joe Biden, un tema que ha distanciado a las partes en las últimas semanas.

The Hill citó al funcionario, quien en una conferencia de prensa desde Kentucky indicó que «vale la pena hablar de ello, pero no creo que haya ningún apoyo republicano, ninguno, cero, para la bolsa de $4,1 billones que tiene infraestructura, pero muchas otras cosas».

De acuerdo con el senador republicano los legisladores del partido están abiertos a un proyecto de ley de aproximadamente $600 mil millones.

Desde el lado demócrata, el plan de Biden se divide en dos partes: la primera, un paquete de empleos valorado en $2.3 billones y un paquete para las familias de $1.8 billones.

Así, los demócratas tendrían que actuar solos en un trabajo de reconciliación que invite a un acuerdo bipartidista.

«Estamos abiertos a hacer un paquete de aproximadamente $600 mil millones que se ocupa de lo que todos estamos de acuerdo es la infraestructura», dijo McConnell. «Si se trata de infraestructura, hagámoslo de infraestructura».

Más cerca

En entrevista con la cadena Fox News, el senador republicano Bill Cassidy aseguró que un acuerdo bipartidista vinculado al plan de infraestructura del presidente Joe Biden está «mucho más cerca de lo que piensas».

«Si se habla de un ámbito que son las carreteras, los puentes, la Internet, los túneles, los aeropuertos y las vías fluviales, podemos estar bastante cerca», señaló. «Si habla de gastar cientos de miles de millones de dólares para beneficiar a los sindicatos de servicios públicos, entonces estamos muy separados».

Cassidy forma parte de un grupo de 10 senadores republicanos que trabaja en pro de alcanzar un acuerdo bipartidista con los demócratas.

Una nueva encuesta revela que la mayoría de los ciudadanos norteamericanos apoyan el plan de infraestructura que propuso el presidente Joe Biden.

Publicada este lunes por la Universidad de Monmouth revela que el 68% de los americanos no tuvieron problema con el paquete que presentó el presidente, un proyecto que hace énfasis en el mantenimiento de carreteras, puentes, túneles del país, la expansión de Internet de banda ancha y las inversiones en vehículos eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.