PERFIL. Ron DeSantis se observa como un posible aspirante a la Casa Blanca en 2024. | Foto de archivo: Efe/Giorgio Viera.

Este lunes, el gobernador de Florida Ron DeSantis, cumplió con su promesa y firmó el proyecto de ley que prohíbe a empresas, escuelas y entidades gubernamentales del territorio solicitar pasaportes de vacunas a las personas.

El Miami Herald mencionó que el proyecto entrará en vigencia este 1 de julio.

Para DeSantis, todo «se basa en la evidencia. Creo que la gente que dice que necesita vigilar a la gente en este momento, si está diciendo que realmente está diciendo que no cree en las vacunas, no cree en los datos que no cree en la ciencia».

El gobernador de Florida agregó que «la legislación crea una presunción legal predeterminada de que durante cualquier emergencia nuestras empresas deben estar libres de los mandatos gubernamentales de cerrar, y nuestras escuelas deben permanecer abiertas para la instrucción en persona para nuestros niños. Queríamos que la gente fuera feliz viviendo en Florida. Era el camino menos transitado en ese momento».

El pasaporte de vacunas fue un elemento de discordia entre demócratas y republicanos, con estos últimos prohibiendo su uso. Además del caso de DeSantis en Florida, Texas también prohibió su uso.

Niega irregularidades

A inicio de abril, el gobernador DeSantis desmintió que haya habido irregularidades en el proceso de vacunación contra el COVID-19 en el estado. En un debate de alto perfil en 60 Minutes de la cadena CBS, el líder republicano calificó las denuncias como “una narrativa falsa”.

El pasado mes, hubo una reacción de republicanos y demócratas después de denuncias en un artículo sobre una privatización del lanzamiento de las vacunas y la distribución en comunidades adineradas en perjuicio de otras.

El gobernador también se ha acercado a medios de tendencia conservadora para desmentir las denuncias en su contra.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.