SEGURIDAD. La policía investiga el suceso y las circunstancias en las que se produjo. | Foto de archivo: Michael S. Williamson/The Washington Post

Este jueves se registró un tiroteo durante una situación de toma de rehenes en Boone, Carolina del Norte, donde fueron asesinadas cinco personas incluyendo dos policías, según confirmaron las autoridades locales.

Los dos policías murieron al intentar ingresar a una vivienda en Boone, una localidad en el  condado de Watauga, con unos 19 mil habitantes. Fueron atacados a tiros. 

La oficina del alguacil de Watauga informó que la tensión se prolongó durante horas, en las que hubo varios intercambios de disparos. Cuando la policía pudo ingresar a la residencia halló tres cuerpos más incluyendo al atacante.

Un tercer policía recibió un disparo, pero salió ileso porque tenía protección antibalas. La identidad del atacante no ha sido revelada y la investigación está abierta. Tampoco se conoció de inmediato qué motivó el incidente.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, expresó: “Los terroríficos tiroteos que se llevaron a seres queridos muestran el peligro siempre presente que enfrentan las fuerzas de seguridad en su trabajo”.

Con información de Efe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.