El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) celebrará una revisión interna con la finalidad de evaluar posibles amenazas de extremismo violento doméstico dentro del grupo, informó este lunes el secretario Alejandro Mayorkas.

En su comunicado, el funcionario indicó que “el extremismo violento doméstico representa la amenaza más letal y persistente relacionada con el terrorismo para nuestro país en la actualidad. Mientras trabajamos para salvaguardar nuestra nación, debemos estar atentos en nuestros esfuerzos por identificar y combatir el extremismo violento doméstico tanto dentro de la comunidad en general como en nuestra propia organización. Los actos de odio y el extremismo violento no serán tolerados dentro de nuestro Departamento”.

Según Axios, durante la administración Biden se han incrementado las medidas para combatir el extremismo local en el DHS.

El documento afirma que «un grupo de trabajo interdepartamental compuesto por altos funcionarios comenzará de inmediato una revisión integral de cómo prevenir, detectar y responder mejor a las amenazas relacionadas con el extremismo violento doméstico dentro del DHS. Este equipo interno, que será dirigido por el Director de Seguridad del Departamento, producirá un informe con recomendaciones para el secretario sobre la mejor manera de identificar y responder a las amenazas relacionadas con el extremismo violento doméstico, incluidas las basadas en motivos violentos por motivos raciales o étnicos».

Normativa

Esta investigación es la más reciente medida adoptada por el DHS que encabeza Mayorkas, el cual apunta al «desarrollo, la producción y el intercambio de inteligencia y otra información fundamental para contrarrestar el extremismo violento nacional en los Estados Unidos, de conformidad con la privacidad, los derechos civiles y las libertades civiles y los derechos de la Primera Enmienda».

Una semana después de que el presidente Biden asumiera su cargo, el Departamento emitió un Boletín del Sistema Nacional de Asesoramiento sobre Terrorismo debido al aumento del entorno de amenazas.

Días después en el mes de febrero, el secretario Mayorkas «designó la lucha contra el extremismo violento doméstico como un ‘Área de prioridad nacional’ por primera vez en los programas de subvenciones de FEMA», reza el comunicado. «Como resultado, los gobiernos estatales, locales, tribales y territoriales deben gastar al menos el 7.5%, o un mínimo de $77 millones, de sus subvenciones del DHS para combatir esta amenaza. El Departamento también está aumentando las oportunidades de capacitación para los socios encargados de hacer cumplir la ley, incluso a través de programas de evaluación y gestión de amenazas relacionados con el extremismo violento doméstico».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.