Gobernador

Jared Polis, gobernador de Colorado, firmó este lunes nuevas y estrictas restricciones de armas, la medida semanas después de que se presentara un tiroteo que dejó a diez personas muertas en Boulder.

Las dos medidas firmadas están destinadas a endurecer las reglas «en torno a la denuncia de armas perdidas o robadas, así como cómo almacenar armas de fuego», informó The Hill.

Ambas medidas habían sido introducidas hace un mes, antes del tiroteo en King Sooner’s Grocery Store; sin embargo, CNN informó que el tiroteo hizo que los legisladores actuaran con urgencia.

«Llevar más responsabilidad al proceso de reportar pérdidas y armas robadas, y las mejores prácticas para la propiedad responsable de armas es realmente de sentido común en todo Colorado», alegó Polis en un rueda de prensa.

La normativa que el gobernador autorizó aumenta las penas a quienes no reporten la pérdida o robo de un arma de fuego dentro de los cinco días siguientes al hecho.

Las personas serán acusadas de cometer una infracción civil, en lugar de un delito menor, y puede enfrentar una multa de $25. No obstante, luego de una primera infracción, los delitos posteriores son considerados un delito menor y se castigará con una multa máxima de $500.

Según The Hill, la presentación de informes de cinco días no aplica a los vendedores de armas con licencia.

Te puedo interesar: Madre del atacante de Indianápolis advirtió sobre los deseos suicida de su hijo

Isabella Joy Thallas es el nombre del proyecto de ley, y hace referencia a la mujer que fue asesinada en 2020 luego de que le dispararan con un arma robada que no fue reportada.

Asimismo, el gobernador firmó una medida que requiere que las armas de fuego «se almacenen cuando no se utilizan de una manera que impida el acceso de usuarios no autorizados o menores no supervisados».

Esto convierte en un delito menor de clase dos el «almacenar un arma de fuego de una manera que una persona sepa, o debería saber, que un menor puede acceder a ella o alguien que no está autorizado a tener un arma tiene una».

En las últimas semanas se han suscitado en distintas ciudades tiroteos que han hecho que los demócratas insistan en aprobar leyes de armas más estrictas. Antes de Boulder, en tres spas del área de Atlanta un hombre mató a ocho personas, incluyendo a seis mujeres asiático-americanas.

Además, la semana pasada, en una sede de FedEx en Indianápolis un joven entró disparando y dejó ocho personas muertas.

El presidente Biden pidió al Congreso aprobar medidas de reforma de armas y ha dado a conocer las acciones ejecutivas al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.