RECHAZO. 43% de los republicanos dicen que evitarán recibir la vacuna, según una encuesta de la Universidad de Monmouth. | Foto: Efe.
RECHAZO. 43% de los republicanos dicen que evitarán recibir la vacuna, según una encuesta de la Universidad de Monmouth. | Foto: Efe.

Poco más de la mitad de la población adulta de Estados Unidos ha recibido al menos una dosis de vacuna contra el coronavirus, informaron el domingo 18 de abril los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los nuevos datos marcan un hito importante para la nación que ha sufrido el número de muertos más alto del mundo durante la pandemia.

Las cifras de los CDC ahora muestran que alrededor de 130 millones de personas mayores de 18 años, o 50,4% de la población adulta, han sido inmunizadas al menos parcialmente con una dosis de vacuna contra el coronavirus.

Cerca de 84 millones de adultos estadounidenses han sido completamente vacunados, lo que significa que completaron las dos dosis (de Moderna o Pfizer) o recibieron una inyección de una vacuna de dosis única (Johnson & Johnson).

Las cifras, aunque prometedoras, aún están por debajo del umbral mínimo de 70% que la mayoría de los expertos dicen que es necesario para alcanzar la “inmunidad colectiva”, cuando una población es inmune a una enfermedad infecciosa, ya sea mediante la vacunación o la protección desarrollada a través de una infección previa.

Lee también: CLAVES: ¿Funcionan las vacunas contra las variantes del COVID-19?

Las tasas de vacunación más altas de la nación se encuentran en los estados de tendencia demócrata, según muestran los datos de los CDC, mientras que las jurisdicciones con un gran número de republicanos informan algunas de las tasas de vacunación más bajas del país. Según una encuesta de la Universidad de Monmouth, publicada la semana pasada, el 43% de los republicanos dicen que evitarán recibir la vacuna.

El principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, Anthony S. Fauci, le dijo a CNN el domingo que era frustrante que “una proporción inquietantemente grande de republicanos” esté diciendo que no quieren la vacuna.

La mayoría de las dosis de vacunas administradas en los Estados Unidos incluyen las de Pfizer-BioNTech y Moderna, que usan ARN mensajero para atacar la proteína del patógeno.

Te puede interesar: Administración Biden anuncia inversión de $1,7 mil millones para combatir variantes del COVID-19

También se administraron alrededor de 7,6 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson antes de que las autoridades sanitarias federales recomendaran a los estados suspender temporalmente su uso, debido a informes de coágulos de sangre extremadamente raros pero graves en individuos inmunizados.

Fuente: Erin Cunningham/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.