PREVISIÓN. El anuncio oficial de Biden se programó para este miércoles 14 de abril. | Foto: Efe.

El presidente Joe Biden anunció formalmente el miércoles que Estados Unidos retirará todas las tropas de Afganistán antes del 11 de septiembre y dijo en un discurso desde la Casa Blanca que más tiempo y más tropas no han logrado poner fin al conflicto y que ahora es el momento de cerrar la guerra más larga de Estados Unidos.

Biden no declaró una victoria militar. En cambio, dijo que una presencia perpetua no sirve a los intereses de Estados Unidos.
«Es hora de que las tropas estadounidenses regresen a casa», dijo en declaraciones televisadas desde la Sala de Tratados, el mismo lugar donde el presidente George W. Bush anunció que la guerra en Afganistán había comenzado en 2001.

Biden dijo que Estados Unidos ha cumplido hace mucho tiempo su objetivo de responder a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y señaló que ha pasado casi una década desde que los comandos estadounidenses mataron al cerebro de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Lee también: Talibanes amenazan con retomar ataques si EE. UU. no retira sus tropas en mayo

El ciclo de Afganistán

«No podemos continuar el ciclo de extender o expandir nuestra presencia militar en Afganistán con la esperanza de crear las condiciones ideales para nuestra retirada, esperando un resultado diferente», dijo Biden. “Ahora soy el cuarto presidente estadounidense que preside una presencia de tropas estadounidenses en Afganistán. Dos republicanos. Dos demócratas. No pasaré esta responsabilidad a un quinto».

Biden dijo que había hablado con Bush en los últimos días para informarle de la decisión.

A cada presidente que se ha ocupado de la guerra se le ha dado una versión del mismo razonamiento para continuar combatiéndola, dijo Biden.

“El principal argumento para quedarme es con lo que cada uno de mis tres predecesores se ha enfrentado. Nadie quiere decir que deberíamos estar en Afganistán para siempre, pero insisten en que ahora no es el momento adecuado para irnos”, dijo.

Más de 2 mil militares estadounidenses han muerto en Afganistán en un conflicto que costó billones de dólares, pero que a menudo carecía de un objetivo claro.

El presidente dijo que comprende el argumento de que Estados Unidos perdería influencia sobre los insurgentes talibanes al irse, pero dijo que quedarse no había terminado la guerra ni logrado la paz.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.