FINANZAS. Críticos del gasto público y el paquete de alivio advierten que podría desencadenarse un aumento de la inflación. | Foto: Pixabay.

Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron un 2,6% en marzo en comparación con hace un año, impulsados ​​por un fortalecimiento de la economía y comparaciones con la primavera pasada, cuando llegó la pandemia de coronavirus.

El índice de precios al consumidor del gobierno federal, que mide el cambio en lo que los clientes pagan por bienes y servicios como comestibles, ropa y gasolina, aumentó un 0,6% de febrero a marzo: registrando otro aumento de los precios este año, informó el martes 13 de abril el Departamento de Trabajo.

Pero los funcionarios estadounidenses han enfatizado que, aunque la inflación está aumentando, es probable que los cambios sean de corta duración, ya que partes de la economía se normalizan a raíz de la pandemia de coronavirus.

Las últimas cifras fueron ligeramente más altas de lo que esperaban los economistas, con proyecciones de 2,5% para este año y un 0,5% mensual.

Lee también: Gobierno federal gastó $660 mil millones más en marzo de lo que recaudó en ingresos

El salto en los precios resalta los cambios drásticos que ha tenido la economía desde hace un año, cuando la pandemia desató el caos en consumidores, empresas y proveedores y obligó a la Casa Blanca y al Congreso a autorizar gastos de emergencia para enfrentar la crisis.

Este año, los trabajadores de la salud han administrado millones de dosis de vacunas y la administración de Biden continúa aplicando un amplio paquete de alivio del coronavirus.

Pero los programas de gasto masivo del gobierno federal han generado críticas de algunos analistas de mercado y legisladores republicanos, que han expresado su preocupación por el gasto y la estimulación excesiva de la economía.

Los cientos de miles de millones de dólares en alivio, afirman, podrían desencadenar la inflación largamente temida, un argumento que es probable que los críticos amplifiquen tras conocerse los recientes datos.

Te puede interesar: Presidente de la Fed advierte que reabrir economía rápido puede causar repunte de COVID-19

Sin embargo, la Reserva Federal y la Casa Blanca han rechazado esas advertencias, anticipando la escalada de precios. En una publicación del lunes, funcionarios de la Casa Blanca dijeron que esperan que la inflación aumente un poco.

Pero agregaron que se espera que los principales factores que impulsan esos repuntes, incluida la demanda reprimida y las interrupciones de la cadena de suministro, disminuyan con el tiempo, a medida que las empresas recuperen su equilibrio.

Después de varios meses de un modesto aumento, los funcionarios prevén que la inflación se desvanecerá “de nuevo a un ritmo más bajo a partir de entonces, a medida que la inflación real comience a estar más en línea con las expectativas a largo plazo”.

Fuente: Hamza Shaban/The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.